SE PONDRÁ SOBRE LA MESA

Los presidentes de los clubes de la Liga Regional de Soriano analizarán, hoy, un proyecto presentado por varios entrenadores de esa región de nuestro país que plantea una reestructura en cuanto a la organización del trabajo de formativas de Soriano y Río Negro. Esto será votado mañana y, pese a que el proyecto propone ideas de caracter exclusivamente formativo y que buscan crecer, los rumores no son muy favorables por el momento.

Anastasia formativas
La clínica del serbio Milan Mandaric no solo sirvió como capacitación para jugadores y entrenadores sino que, además, sirvió como lugar para juntar a diferentes técnicos de diferentes zonas de nuestro país y para intercambiar ideas. Los entrenadores de Soriano y Río Negro aprovecharon la instancia como para comenzar a hablar sobre la realidad de su básquetbol de formación y comenzaron a plantear posibles cambios en busca de mejorar el trabajo que se realiza en esa región de nuestro país actualmente. Liderados por Pablo «Cabeza» Viera, coordinador de formativas del Club Anastasia, los entrenadores se reunieron y crearon un proyecto que presentaron ante la Liga Regional de Soriano.

El proyecto propone varios cambios entre los que los principales son: la creación de la categoría pre-mini (jugando en régimen de 3X3 con un reglamento muy similar al argentino), la extensión de un año más en la categoría juveniles (a los equipos del interior les es muy complicado reclutar juveniles ya que muchos chicos viajan a vivir a la capital ya sea para jugar al básquetbol o para estudiar, ampliando la categoría hay más posibilidad de reclutar), fijar un día de la semana como día de competencia y que todas las categorías jueguen ese día (actualmente se juega una fecha en tres días diferentes y eso quita días de entrenamientos a todas las categorías), alargar los campeonatos (actualmente los torneos de formativas duran desde abril a setiembre, lo que los entrenadores plantean es que luego de setiembre los mejores de la Liga Regional de Soriano compitan, en un torneo organizado, con los mejores de Salto y Paysandú) y crear selecciones regionales por generación que entrenen tanto en vacaciones de invierno como en vacaciones de primavera.

Este proyecto fue presentado hace varias semanas ante los neutrales de la Liga Regional de Soriano. Los mismos parecerían estar de acuerdo con la mayoría de los puntos del proyecto pero lo cierto es que, al igual que en la Federación Uruguaya de Básquetbol, los que toman la decisión son los clubes que conforman la Liga. Para eso, hoy habrá una reunión entre los presidentes de los clubes en la que discutirán el tema como para votarlo mañana.

Los rumores no son favorables para los entrenadores que presentaron el proyecto y Pablo Viera presentó una especie de descargo en el sitio de facebook oficial de su club en lo previo a la votación:
«Ojo! “Juan sin piernas” anda suelto en la liga Regional de Mercedes.
(El arte de igualar para abajo)
Juan sin piernas es un personaje de un cuento de Bucay, que viéndose imposibilitado de caminar por su condición, intento cortar las piernas de sus amigos para estar todos en las mismas condiciones y no perder su círculo de amistad.
Este cuento podría encontrar muchas semejanzas con la realidad de nuestra liga.
Hace algunas semanas un grupo de entrenadores mayormente dedicados al trabajo exclusivo de formativas entrego un proyecto a los dirigentes y neutrales de la liga con el fin de aportar herramientas concretas que ayuden al desarrollo de esta liga en concreto y también para la búsqueda de un trabajo en conjunto con toda la franja litoral (Salto, Paysandú, Colonia, Artigas, Rio Negro y Soriano).
Algunos puntos clave que incluye el proyecto son: la inclusión de chicos que hoy no tienen una competencia formal como los Pre Minis, establecer un calendarios anual que se repita año a año y permita planificar con tiempo, jugar todos los juegos un día a la semana para poder sumar entrenamientos en los días hábiles, generar grupos reducidos de trabajo por categorías (selecciones) que entrenen en vacaciones de julio y primavera y disputen un torneo litoral en diciembre, disociar completamente lo que es mayores de formativas.
Estos puntos fueron discutidos en reunión de dirigentes y la negativa es casi total al proyecto. Frente a esta situación solicitamos los entrenadores una instancia para defender nuestro proyecto y escuchar las razones para refutar dichas iniciativas casi en un 100×100. Pero también se negaron a recibirnos y por supuesto que los argumentos nunca llegaron. ¿Por qué no a todo? ¿Por qué no darle la oportunidad y no hablo desde el punto de vista legal sino de respeto a una persona a defender cara a cara sus ideas?
Es ahí donde aparece a mí entender la analogía. Porque tenemos miedo al cambio, porque es más confortable quedarme atornillado en mi chacrita que salir a comerse la cancha. Porque somos egoístas y si yo no puedo vos tampoco. Nos gusta ser mediocres pero nos cuesta asumirlo y por eso no damos la cara.
Quiero informar a un montón de padres que ni siquiera están enterados de lo que está sucediendo para que pregunten y se informen de la postura de su club. Quien sino un padre que pelee por los sueños e ilusiones de sus hijos?
No pretendo cambiar el pensamiento de nadie ni tampoco sus anhelos de vida, solo reclamo el derecho de soñar con una liga mejor, por un básquet mejor y trabajar por ello. Hay gente con ganas señores, capaces, que aún no están derrotados, que lo que pretenden es construir para todos. No hay mejor enseñanza para sus dirigidos que un coach rebelándose frente a las dificultades con mucha fuerza y convicción.
Saquen los palos de la rueda y dejen correr el carro que a lo mejor volvemos con un par de piernas mágicas y vemos el horizonte junto.
Pablo Viera (Entrenador de Basquet).».

Deja un comentario