“Estoy convencido de que la decisión fue la correcta”

Luego de dos años sin jugar oficialmente, Joaquín Pascual pidió pase para Biguá y está pronto para jugar durante la temporada 2016. El jugador quiso pasar de Capitol a Biguá a comienzos de 2014 pero ante la negativa del club del Prado decidió quedarse dos años sin jugar para poder cambiar de club y ahora habló con yojuego.

Bigua

Joaquín Pascual es un chico perteneciente a la generación 2000 que ha integrado procesos de selección nacional (con la generación 99) y que dio sus primeros pasos como basquetbolista en Capitol. Entre finales del 2013 y comienzos del 2014, en parte por su ambición en cuanto a su carrera profesional y en parte por la salida de Andrés Jones como entrenador de Capitol, Joaquín decidió cambiarse de club y puso la mira en Biguá. Cuando Pascual planteó la situación en la directiva del club del Prado la misma le dijo que no le iba a dar el pase y que si quería continuar jugando debía hacerlo en Capitol. Ante esto, lejos de agachar la cabeza y seguir en su club de origen, Joaquín decidió ir a entrenar en Biguá y quedarse dos años (los dos años en los que debía ser infantil) entrenando en el club de Villa Biarritz aguardando que venza el plazo que, según el reglamento de la Federación Uruguaya de Basketball, debe pasar para que un jugador tenga que tener el consentimiento del club en el que esta fichado para cambiar de club. Ahora, sin la necesidad del consentimiento y luego de dos años sin jugar oficialmente, Joaquín Pascual está volviendo a encarar una pretemporada con la mira puesta en los cadetes 2016 de Biguá donde volverá a jugar.

¿Qué te generó el haber pedido pase y el haber fichado por Biguá?

Estoy muy feliz por esto. Mi intención desde que salí de Capitol fue jugar en Biguá, por más que hubo posibilidad de ir a otros cuadros, y ahora se va a dar. La forma de trabajar del club y los compañeros que tuve en este tiempo me invitaron a quedarme y ahora voy a terminar de hacer lo que quise hacer desde hace dos años.

¿Cómo viviste estos dos años sin jugar oficialmente?

Fueron muy difíciles pero el apoyo tanto de mis compañeros como de los entrenadores que tuve en este tiempo me ayudaron a manejar mejor toda esta situación. Igualmente, dos años sin básquetbol, que hoy en día es gran parte de mi vida, es algo difícil.

¿Cómo comenzó toda esta situación? ¿Por qué quisiste irte a Biguá?

Cuando era pre-infantil tuve la posibilidad de participar, junto con un compañero de Capitol, de unos trabajos de selección y ahí descubrí un nivel que no estaba acostumbrado a ver. Yo estaba acostumbrado a otra cosa pero lo que vi me gustó y quise empezar a probarme en ese nivel todos los días. En ese momento vi que había mucha gente de Biguá, como Nico Androeli, Guille Vogel, entre otros, que eran de mi categoría pero estaban a otro nivel y entonces en el 2014 quise irme para Biguá. Además en ese año los dirigentes de Capitol decidieron echar al técnico de formativas y eso también me llevó a convencerme de ir para Biguá.

¿Qué te dijeron los dirigentes de Capitol cuando les planteaste tus ganas de irte a Biguá?

Al principio me dijeron que me habían venido a buscar de Biguá o como que desde el club me habían sugerido que vaya, cosa que no es cierta, luego me dijeron que a Biguá no había posibilidades de que vaya, entre otras cosas que no tienen sentido hablar ahora.

Habiendo pasado estos dos años, ¿Estas convencido de que la decisión que tomaste en ese 2014 fue la mejor para vos?

Estoy convencido de que la decisión fue la correcta. Desde el momento que en Biguá me dijeron que me aceptaban yo estaba seguro que iba a mejorar más con las prácticas a ese nivel, pese a no jugar, que con los partidos que pudiera tener con Capitol. Siento que como jugador crecí mucho en este tiempo.

Más allá de no jugar oficialmente tuviste la oportunidad de tener algunos partidos en este tiempo ¿No?

Tuve la posibilidad de jugar en formativas en la Liga de Colonia el año pasado, gracias a que Gustavo Rivas me llamó para jugar en su club, y eso fue una muy linda experiencia. Después tuve algunos partidos en Biguá en los que no me sentí del todo cómodo sobre todo por el ritmo de los partidos, me costó mucho adaptarme a eso.

¿Cómo estás viviendo esta pre-temporada sabiendo que vas a volver a las canchas?

Yo estoy tranquilo, trato de no ponerme presiones.  Por más que no jugué ningún partido yo en este tiempo trate de entrenar el mismo tiempo que mis compañeros que iban a jugar y de prepararme lo mejor posible, como si fuera a jugar, entonces ahora estoy haciendo lo mismo.

Si tuvieras la posibilidad de volver en el tiempo, ¿Tomarías la misma decisión?

Si, tomaría la misma decisión.

5 comentarios de ““Estoy convencido de que la decisión fue la correcta”

  1. Me alegro de haber leido esta nota!!! Muy buena y felicitaciones a la pagina!! Yo soy madre y en este momento mi hijo ya no juega pero tambien sufrimos estas maldades de formativas, por que un niño no puede elegir donde jugar??? que les pasa por la cabeza? parece que fueran cosas los niños y los clubes sus dueños que despues pelean por los chicos, que verguenza! Deberian fomentar la libertad de cambiar de club, de conocer otros compañeros, otros entrenadores y ver donde quieren quedarse, pero esto asi no puede marchar. Es una pena que un niño como este tuvo que dejar de jugar dos años, vaya uno a saber que pudo haber pasado con el chico miren si terminaba siendo profesional! por suerte es joven aun!! pero la verdad una barbaridad estas cosas! Recuerdo esos años cuando jugaba mi hijo en el club, que por respeto no voy a decir cual, y como su mejor amigo se cambio el quizo ir tambien pero no, no señores no pudo, por que? por unos infames que solo piensan en competir y ganar y no en la vida de estos chicos que al fin y al cabo son pequeños y deberian disfrutar de su deporte favorito y no tener que estar esperando años para jugar donde quieren o peor aun jugar donde no quieren! Esto ya no puede ser asi, que retrogrados los dirigentes de las formativas!! Pero bueno el uruguay es asi en varios aspectos… Excelente nota y fuerza joaquin que vos podes!!! Ahora a disfrutar en tu club peque!!!

    • estoy en desacuerdo! un club invierte dinero, en contratar un entrenador, un ayudante, un preparador físico, en mejorar las instalaciones, todo para que los chicos aprendan y jueguen para defender su club y si un club mejor, que esta muy bien económicamente, si realmente ve futuro en el chico y lo quiere, que por lo menos, ayude en algo al club donde dió sus primeros pasos, y le enseño todo lo que sabe al chico, me parece a mi…

      • Amigo Pablo, tocayo, los clubes invierten dinero en los jugadores? Eso era antes amigo Pablo, cuando para jugar en un club no había obligación de pagar una cuota mensual. Actualmente para jugar en formativas todos los clubes de Montevideo exigen a cada jugador el pago de una cuota mensual de entre $500 y $1800. Si se juntan 2 cuotas sin pagar les prohiben entrenar.
        Un club tiene al menos 6 categorías de diferentes edades en competencia oficial de la FUBB (muchos de esos clubes tienen 2 planteles A y B) y al menos 2 categorías de «escuelita».
        Promediando estas cifras me da este cálculo:
        15 jugadores X 9 planteles X $750 = $101250 mensuales, dinero más que suficiente para pagar el plantel de técnicos, y preparador físico.
        Esta es la realidad económica actual del básquetbol formativo.
        Obvio que hay otros gastos involucrados como electricidad, agua, mantenimiento, gastos federativos etc. pero los jugadores deben financiar gran parte de los gastos del club con su propio dinero.
        Obviamente jugadores que tienen poca o ninguna participación en los planes de los técnicos y juegan poco y nada no son autorizados a irse a otro club porque es una entrada de dinero que se perdería. Triste pero real.
        Muchos adolescentes se ven obligados a optar entre jugar en un club en el que no quieren permanecer o dejar de jugar por dos años. Muchos de ellos desmotivados, terminan abandonando por completo la práctica de este saludable y hermoso deporte.
        Te parece justo eso?

    • por ejemplo hebraica y macabi a ayudado mucho a los clubes del interior, con dinero, y por ejemplo con la compra de tableros de acrílicos, pelotas… son formas de pagar lo que gasto el club en formar al chico… porque en definitiva, el club forma jugadores para que cuando sean grandes jueguen en primera, no siempre se da, porque si son buenos, se los llevan los cuadros con mas poder económico, pero que paguen!!

  2. Estoy de acuerdo con Julieta. A los 13 años lo mas importante es que esten felices jugando al basketbol.
    Los clubes deben trabajar para que se desarrollen y esten contentos, y no atarlos.
    Perderan jugadores algunas veces, ganaran en otras pero al fin la suma de chicos realizados sera positiva.

Deja un comentario