OTRA VUELTA OTRA

Malvín derrotó a Biguá en la segunda final de la Liga de Desarrollo y se quedó con el título que comenzó a disputarse en el segundo semestre del año pasado. El equipo “Playero” revirtió en el segundo tiempo un trámite que le estaba siendo adverso y consiguió el triunfo en cifras de 91-88 como para ganar la copa.

Malvin Liga de Desarrollo

El primer cuarto fue parejo. Malvín fue muy intenso en defensa, cambió de hombre en los bloqueos directos desde los que intentó generar su rival, buscó correr la cancha permanentemente, cuando atacó contra defensa plantada jugó con cuatro abiertos, buscó generar desde bloqueos directos, propuso un juego de permanente rompimientos y descargas, anotó tiros a distancia y logró mantenerse en juego. Biguá, por su parte, buscó controlar los tiempos del encuentro, generó desde bloqueos directos, lastimó con la salida de cortinas indirectas de sus perimetrales, cargó bien la pintura y, pese a mostrar un juego un tanto individualista por momentos, ganó el primer cuarto 27-22. Biguá logró mantenerse arriba en el tanteador durante todo el segundo cuarto. El “Pato” tuvo buenos minutos de Federico Pereiras, cargó la pintura con Martín Rojas, encontró tres triples en las manos de Joaquín Jones y llegó a sacar hasta seis de renta sobre el cierre del primer tiempo. Malvín continuó intentando jugar por conceptos, con cuatro jugadores abiertos, mucho rompimientos y descargas y se fue solo cuatro abajo al descanso largo tras un doble de Federico Baltasar.

Presionando en toda la cancha, cambiando de hombre en los bloqueos directos desde los que intentó generar el rival, corriendo la cancha y anotando desde más allá de los 6.75 metros, Malvín puso un parcial de 13-5 en los primeros tres minutos del tercer cuarto y pasó por cuatro en el tanteador. Biguá forzó demasiado sus ofensivas, careció de generación de juego, se fue quedando sin gol y le permitió al “Playero” jugar al ritmo que le servía, sentirse cómodo con el encuentro y estirar diferencias que llegaron a ser de nueve unidades de cara al último cuarto. Jugando al ritmo de Juan Santiso y cargando la pintura tanto con Marcel Souberbielle como con Fausto Pomoli, el visitante puso un 6-2 con el que sacó 13 en el inicio del último cuarto. Biguá puso un equipo más chico en cancha, salió a presionar en toda la cancha, tuvo un muy buen reingreso de Martín Couñago, jugó desde él en ofensiva y puso un parcial de 12-4 con el que se puso a cinco a cuatro minutos del cierre del encuentro. Malvín aprovechó dos técnicos que le cobraron los jueces al local y la expulsión de Juan Rovira para concretar un parcial de 7-1 con el que sacó 11 cuando al partido le quedaban dos minutos. Presionando en toda la cancha, cargando bien el rebote ofensivo, encontrando dos triples (uno en las manos de Hernán Álvarez y uno en las de Federico Pereiras) y aprovechando el que Malvín errara una serie de libres consecutivos, Biguá volvió a reaccionar y se llegó a poner a tres cuando al partido le quedaban 25”. Con libres Malvín cerró el juego y se quedó con el título.

Deja un comentario