“Tenemos que lograr que los proyectos no queden archivados en un cajón”

Daniel Morales, Presidente de Formativas de nuestro país, dialogó con nuestro sitio web. El neutral realizó un balance de lo que fue su primera temporada como Presidente, dialogó sobre lo que ocurrió en el año pero también se refirió a lo que se viene y a lo que hay que trabajar en lo que a formación de jugadores refiere.

Daniel Morales

¿Qué balance haces de lo que fue tu 2015 como Presidente de formativas?

Me quedó con sentimientos encontrados. Por un lado creo que el año fue bueno, tuvimos casi la mitad del año cumpliendo con las fechas que habíamos estipulado, pero en la segunda parte del campeonato, que es la parte más crucial, tuvimos algún desacuerdo con algunas fijaciones que ensombreció un poco un campeonato que estaba organizado como tenía que ser.

¿Qué te genera estar a nueve de enero de 2016 y tener un partido pendiente de la temporada 2015?

Decepción e impotencia es lo que me genera el no haber podido terminar aún la serie en Miramar y Biarritz pero estamos intentando fijar el partido. La lógica indica que se tiene que resolver en la cancha y en estos días evaluaremos que resolución tomamos con respecto a eso.

¿Qué hay que cambiar para que no vuelva a pasar esto?

Ser más estrictos en las fijaciones. En la última asamblea lo dijimos, tenemos que fijar nosotros los neutrales. No podemos esperar a que los clubes puedan o no, tenemos que escucharlos cuando tengan inconvenientes pero hay que ser firmes en el tema de las fijaciones. El campeonato tiene que comenzar, como ya está estipulado, el cinco de marzo y tiene que terminar, como mucho, el 30 de noviembre. Si tenemos algún desfasaje por un tema de selección o algo así nos podemos pasar para la primera semana de diciembre pero no más.

¿La no disputa del Torneo Integración es la otra espina que te queda de la temporada 2015?

Realmente las fechas no nos dieron. Cuando nos llamó la gente de Salto y Paysandú para hacerlo estábamos en diciembre y nos ofrecieron una fecha que nos complicaba. Ahora ya estamos hablando para este año, estamos buscando fijar una fecha en la que podamos ir a jugar e intentar seguir integrando al básquetbol de todo el país. Tenemos que intentar integrar el básquetbol del interior porque, además, es una manera de ver talentos también. La descentralización de la Universidad va a llevar a que muchos jugadores del interior se queden en sus clubes y hay que ver cómo hacemos para incluirlos también. Estamos trabajando como para seguir con esta idea del Torneo Integración.

Llegaste en un año de cambio de formato de competencia ¿Qué te pareció la nueva forma de jugar?

Interesante. Creo que no es malo, tiene sus complicaciones pero me parece bueno. Es un campeonato nuevo, el año pasado fue la primera vez que se utilizó y ahora estamos esperando el segundo para evaluar. Nosotros hablamos con el Colegio de Entrenadores y con los entrenadores de los clubes para tener una posición técnica del formato de competencia y no de opinologos como tenemos todos. Tenemos que ver las partes positivas de todo esto y dejar de opinar para empezar a analizar en el momento, durante el año que viene, las cosas que van pasando. Durante este año tenemos que ir evaluando para ir viendo como está el campeonato, que se hace bien, que se hace mal, que hay que mejorar y para eso nombramos una comisión que todo el año ira evaluando el segundo año de este torneo.

Más allá del tema fijaciones, ¿Qué te preocupa para el 2016?

Preocupaciones no, creo que el campeonato ha sido positivo para el grupo de neutrales que estamos trabajando. Hicimos un buen grupo de trabajo, los clubes pueden discutirnos o no pero se logró una estabilidad en nuestra relación con los clubes que creo que se vio en la última reunión con el apoyo que tuvo este torneo y el apoyo que tuvo la mesa de formativas en esa solicitud de confianza que se le pidió a los clubes. Eso fue importante para todos porque fue como un respaldo a lo que estábamos haciendo.

Ahora tenemos que ser conscientes de lo que estamos haciendo y evaluar lo que ocurre para mejorar. Tenemos que evaluar el campeonato, evaluar el tema fijaciones y mirar para adentro para ver qué es lo que estamos haciendo mal y que es lo que hay que mejorar. En este 2016, sobre todo, nos tenemos que meter de lleno en la parte de formación de jugadores. Yo sé que a los clubes les gusta salir campeones pero lo que nos tiene que preocupar es la formación de chiquilines y chiquilinas. Tenemos que tratar de darle la mejor formación tanto en la parte deportiva como en la social a todos los chicos como para que, de ahí, los que estén en mejores condiciones continúen su carrera deportiva.

Lo habías vivido como delegado de formativas de Bohemios y ahora lo viviste “del otro lado del mostrador” ¿Cómo analizas la relación que tienen los neutrales con los delegados de los clubes?

Creo que es buena. Tenemos discusiones y tenemos cosas en las que estamos de acuerdo pero eso es como todas las relaciones. Yo lo que destacó como positivo de los delegados de las instituciones es que han apoyado y les agradezco la confianza que nos han dado a la Mesa de Neutrales.

Quizás es lógico por su tarea pero, ¿No sentís cierto egoísmo de algunos delegados?

Siento ese egoísmo en algunas instituciones pero es la ley de juego. Tenemos que ir limando asperezas e ir buscando uniones que nos sirvan para ir para adelante, no podemos ir para atrás. Estamos en un básquetbol moderno, hemos perdido algunas posiciones a nivel de Sudamerica y eso no es bueno. Hay países que están trabajando muy bien y nosotros tenemos que seguir trabajando lo mejor posible. Tenemos que armar un buen proyecto de formativas. Hay que darle el apoyo, los instrumentos y el tiempo para que ese plan de trabajo tenga sus frutos. Tiene que ser un proyecto ambicioso que comience desde formativas. Intentaremos cambiar la cabeza, buscar talentos, buscar altura, trabajar la técnica individual y otro montón de cosas que hoy necesitamos.

Has buscado escuchar a los entrenadores a la hora de tomar decisiones ¿Verdad?

Siempre tienen las puertas abiertas. Yo tengo una excelente relación con el Colegio de Entrenadores y creo que es la parte técnica lo que tiene que importar en esto. Hay que escuchar a todo el mundo, no hay que cerrarse en nada porque esto es en conjunto. Es un trabajo que lleva mucho tiempo, mucho trabajo y muchas ganas, las ganas están. Hemos conformado un grupo de trabajo con Monica (Cabrera), Sebastián (Alonso) y Carlos (González), que nos han dado una mano enorme y que han mostrado una dedicación total hacia este trabajo. Estoy sumamente contento con el trabajo que han hecho y que van a seguir haciendo.

Francisco Castellanos renunció a la coordinación de las selecciones formativas ¿Estás para agarrar?

En realidad no es una pregunta para mí (risas). A mi formativas es una cosa que me gusta y me he sentido muy cómodo las veces que viaje con la selección. He tratado de colaborar con “Pancho” y con los procesos de selección. Es una cosa que me puede interesar pero que no me quita el sueño. Cuando haya una resolución tomada por parte de los neutrales de la Federación lo veremos y evaluaremos en el camino que es lo que pasa. No me desvela pero me gustaría ayudar a nivel de selecciones.

¿A nivel de selecciones formativas que hay para trabajar?

Tiene que haber un proyecto real, una búsqueda de talentos, una búsqueda de altura, un apoyo del exterior, mediante FIBA o ABASU, para traer a técnicos que ayuden en la capacitación de nuestros entrenadores, entre otras cosas. Tenemos que darle tiempo para que nuestros entrenadores se comprometan con el proyecto y se preocupen por la formación de jugadores.

Hablas de búsqueda de talentos, operación altura, entre otras cosas ¿Existen, hoy en día, los recursos económicos en la Federación para hacerlo?

Yo creo que los recursos económicos están. Estamos en una buena etapa de la Federación a nivel económico, no está como para tirar manteca al techo pero si podemos soportar un trabajo mayor. Hay que cambiar algunas cosas pero estamos en un momento económico que nos permitiría trabajar con más tranquilidad. Tenemos que buscar cosas nuevas y eso es lo que vamos a buscar en el futuro si es que el cuerpo de neutrales de la Federación nos escucha, que creo que sí. Tenemos que buscar gente que trabaje, tener un cuerpo técnico que tenga tiempo para trabajar y que todo vaya metido dentro de un proyecto grande que podamos desarrollarlo. Una cosa importante para esto es que los clubes apoyen los procesos de selección. Es la vidriera hacia el mundo para el básquetbol uruguayo y es una vidriera para los chiquilines. Tenemos que pensar realmente en la formación de los chicos.

¿Estás a favor del trabajo todo el año de las selecciones formativas?

Habría que evaluarlo. Es un tema costoso que podría ser en etapas y combinado con otros trabajos. El entrenador de la selección tiene que tener un tiempo de trabajo con el equipo pero se debe trabajar un poco más con los clubes. Yo no soy quién para definir el tiempo en que los chicos deben estar con la selección, porque no soy una persona técnica, pero como opinologo puedo meterme un poco en el tema siempre intentando lo mejor para las selecciones formativas.

¿Qué tanto complicará la rápida implementación de todos estos cambios el hecho de que este sea un año de elecciones?

No es fácil. Estamos en Uruguay, los cambios llevan su tiempo, su adaptación y trabajo. Tenemos que lograr que los proyectos no queden archivados en un cajón, tenemos que impulsar nuestro proyecto. Ese es un trabajo político que hay que hacer, tenemos que evaluar y dialogar con los nuevos neutrales de la Federación.

Deja un comentario