UN AÑO PARA TRABAJAR

El 2016 no es un año con mucha actividad a nivel de selecciones formativas para nuestro país por lo que podría ser aprovechado para organizar los trabajos que se llevan a cabo y para comenzar a trabajar en otras áreas que no se están trabajando hasta el momento. Este año debería haber una reestructuración.

U17

Plan altura, captación de talentos en todo el país y trabajos con los principales proyectos de cada generación del medio creo que son los tres grandes trabajos que le faltan a la Federación Uruguaya de Basketball en lo que a basquetbol de formación refiere. Podrían realizarse otro tipo de cosas pero estas tres sumarían mucho para nuestras selecciones formativas y para el futuro de nuestro básquetbol. El hecho de que este 2016 tenga solo un torneo de selecciones formativas (Sudamericano U15 en noviembre) daría tiempo para que se trabajen todas estas cosas a lo largo de todo el país pero no parece ser el momento para hacerlo. La Federación va a cambiar de autoridades en abril o mayo y habrá que esperar a que asuma el nuevo Presidente como para comenzar a conocer cómo serán los trabajos de selección y quién los llevará a cabo. Hoy en día tanto las selecciones formativas masculinas como las femeninas están sin entrenador y habrá que esperar unos cinco meses para saber quiénes ocuparán esos cargos (no se descarta la continuidad de Luís Pierri y Fernando Calcagno).

También habrá que ver como trabaja la selección U15. Si bien no hay nada confirmado se maneja la posibilidad de que cambie la metodología de trabajo, que se comiencen a hacer concentraciones, como realiza Argentina, con amistosos y que los chicos se junten 15 o 20 días antes del torneo como para realizar los trabajos finales y encarar el campeonato. Pero esto es una posibilidad, lamentablemente, la interrogante continuará instalada un tiempo.

Para el femenino era una linda temporada también. El básquetbol femenino este año tiene actividad a nivel de mayores y de U15 pero tiene mucho tiempo para continuar desarrollándose. Más allá de la actividad local, el cuerpo técnico de la selección podría recorrer el país en busca de talentos, trabajar con los diferentes clubes que impulsan el básquetbol femenino en el interior, en fin, trabajar.

Era un lindo año para hacer un montón de cosas que en la agenda de la Federación Uruguaya de Basketball siguen pendientes pero que son en busca de un mejor futuro para el básquetbol de nuestro país. Por todo el tema de elecciones parece que, lamentablemente, habrá que esperar un año más. Ojala sea el 2017.

Deja un comentario