ESPERANZADOR COMIENZO

Este año 2015 que pasó no fue uno más para el Cuerpo de Neutrales de formativas de nuestro país. El mismo cambió de Presidente y tuvo algunos cambios más en su conformación a mitad de año. El trabajo tuvo varias cosas positivas que permiten ilusionarse y algunas negativas que deberán solucionarse para este 2016.

Neutrales

El Cuerpo de Neutrales de Formativas sufrió algunos cambios importantes en el 2015. En la primera asamblea del año, en el mes de enero, Francisco Castellanos anunció oficialmente su renuncia y en los primeros días del mes de junio Daniel Morales fue designado como nuevo Presidente de este consejo. El encargado de seguridad de la Liga Uruguaya conformó su cuerpo de neutrales con Monica Cabrera, Sebastián Alonso y Carlos González y comenzó a trabajar rápidamente.

El hecho de llegar a mitad de año no le permitió mucha movilidad a este cuerpo de neutrales pero lo cierto es que se realizaron un par de cosas que ilusionan de cara al futuro. Más allá del resultado de esta temporada que está terminando, hay dos puntos que nos llevaron a titular de la forma en la que lo hicimos este artículo. El primero es la postura que marcó desde el comienzo el cuerpo de neutrales. Desde la llegada de Daniel Morales, los neutrales se han encargado más de imponer que de consultar a los clubes. Dentro de un margen reglamentario que les permite hacer realmente muy poco sin llevarlo a votación de los clubes, los neutrales han buscado la manera de establecer cosas pensando en el bien del básquetbol de formación y sin darle tantas libertades a los clubes que generalmente votan pensando en su conveniencia. El ejemplo más claro de esto es lo que ocurrió con el formato de competencia para el año que viene que, si bien fue sometido a votación, los neutrales le pidieron a los clubes que mantuvieran lo que se hizo en 2015 y consiguieron el apoyo para mantener su idea.

El otro aspecto positivo es el asesoramiento permanente que ha buscado este cuerpo de neutrales. Los presididos por Daniel Morales consultaron tanto al Colegio de Entrenadores como a los entrenadores de formativas de los diferentes clubes su opinión sobre el formato de competencia y, en base a eso, crearon el proyecto para el 2016. Esa es la manera en la que deben manejarse, cerca de los entrenadores que son los que de verdad se preocupan por la verdadera formación de los chicos. Quizás el siguiente paso puede ser el que dio el femenino en el 2014 de crear el cargo de coordinador deportivo (ocupado en su momento por Dulio Acosta en lo que a básquetbol femenino refiere) como para tener una fuente a la que consultar las decisiones que afecten lo deportivo y que trabaje en el perfeccionamiento del básquetbol de formación.

Así como el año de los neutrales tuvo dos grandes puntos positivos, hay dos ejes negativos que hay que manejar. El primero es la eliminación del Torneo Integración. La Federación Uruguaya de Basketball se propuso promover la integración del básquetbol del interior al de la capital desde formativas. Para eso creó un campeonato de formativas del litoral con la intención de que los mejores de ese campeonato se enfrenten con los mejores del torneo de Montevideo. Luego del éxito del año pasado, en el que se jugó el Torneo Integración, los neutrales de formativas no pudieron realizarlo este año. Problemas de fechas, de coordinación con los torneos del interior y una demora en los comienzos de la organización del torneo llevaron a que se debiera suspender esta muy buena idea.

El otro punto negativo, sin lugar a dudas, es la fijación de partidos. Luego de que las dos primeras fases del torneo terminaran en tiempo y forma, en los play-off se desvirtuó todo. Se atrasaron muchos partidos, la mayoría de las series duró mucho más de lo que deberían haber durado, no hubo un real control ni una real “presión” como para respetar el calendario y llegamos a que estamos a dos de enero de 2016 y tenemos dos partidos por disputar todavía.

Ahora se viene todo un año para trabajar. Con poca actividad de selección, con el formato de competencia ya probado y con muchas cosas para mejorar. El primer paso ya se dio y fue el hecho de definir el formato de competencia para la temporada con tiempo, ahora hay que trabajar y analizar lo que vaya ocurriendo en una temporada prometedora.

Deja un comentario