EN CASA NO

Trouville venció a Biguá en cadetes e impidió que el “Pato” de Villa Biarritz se coronara como campeón de la categoría en la cancha ubicada en la calle Chucarro. El equipo de Pocitos cerró mejor que su rival un partido que fue muy parejo, que terminó con triunfo del “Rojo” en cifras de 69-64 y que dejó 1-1 la final de Serie 1.

Trouville vs Bigua U17

El partido comenzó mejor para Touville. El equipo de Pocitos fue intenso en materia defensiva, persiguió en los bloqueos directos desde los que intentó generar su rival, trabajó bien as ayudas del lado contrario, atrapó a Martín Rojas cada vez que se posteó y controló a su rival. En ofensiva el “Rojo” encontró dos triples, anotó puntos de contraataque y, pese a ser demasiado perimetral por momentos y a no tener las mejores ideas, colocó un parcial de 12-4 en los primeros 5’30” minutos de juego. Biguá saltó a la cancha con tres grandes (Juan Marotta, Martín Rojas y Mauricio Arregui), intentó jugar desde cortinas directas para lastimar con situaciones de alto-bajo pero sufrió la defensa del rival y no pudo atacar con comodidad. Por si fuera poco, al cuarto minuto de juego Rojas cometió su tercera falta personal. Luego de un minuto de tiempo solicitado por Juan Rovira, el partido comenzó a cambiar. Biguá alternó momentos de defensa triángulos dos (con las referencias personales sobre “Juani” Ducasse y Manuel Mayora) con momentos de defensa en hombre, cargó la pintura con Arregui, lastimó con situaciones de rompimientos y descargas cortas, encontró gol en segundos tiros y puso un 5-0 con el que se colocó solo a tres de su rival. Corriendo desde la defensa de su rebote, Trouville concretó un 4-0 que le permitió sacar siete de renta pero un doble con falta incluida anotado por Arregui (que anotó todos los puntos de su cuadro en el cuarto) hizo que Biguá se fuera al primer descanso del juego solo a cuatro de su rival (16-12).

Manteniendo el triángulo dos en defensa y volviendo a lastimar con situaciones de alto-bajo, Biguá abrió el segundo cuarto con un parcial de 5-0 que le permitió pasar por uno. Siendo tan paciente como vertical en materia ofensiva y moviendo bien el balón, Trouville concretó un rápido 4-0 con el que recuperó el liderazgo del tanteador y pasó por tres. Nicolás Andreoli comenzó a ser importante en la ofensiva de su equipo y el partido cambió. El infantil no solo defendió bien a Ducasse sino que, además, aprovechó los espacios que le dejó la defensa rival para anotar cinco puntos consecutivos y liderar un 7-0 con el que Biguá pasó por cuatro a seis minutos del final del primer tiempo. Trouville planteó una defensa triángulo dos (con las referencias sobre el base y el escolta del rival) pero sufrió ese buen momento de Andreoli. Corriendo la cancha, cargando el rebote ofensivo y encontrando un triple en las manos de “Juani”, el “Rojo” puso un 9-2 con el que pasó por tres a tres minutos del final del segundo chico. Biguá jugó desde rompimientos y descargas, encontró un nuevo triple en las manos de Andreoli, puso un 7-3 y pasó por uno de cara al descanso largo (32-33).

El inicio del segundo tiempo favoreció a Trouville. El “Rojo” volvió a defender en hombre, trabajó bien las ayudas del lado contrario, tuvo buenos minutos ofensivos de un Rafael Morón que comenzó a asumir ante la defensa del rival (continuó el triángulo dos con referencias sobre Ducasse y Mayora), encontró dos triples y puso un 13-4 con el que pasó por ocho a los cinco minutos del tercer cuarto. Siete puntos consecutivos de un Mauricio Arregui que cada vez que se lo propuso dañó a la defensa rival., le permitieron a Biguá poner un 7-0 y ponerse a uno a 3’30” del final del período. El “Pato” salió a presionar en toda la cancha, impidió que su rival corriera y pasó en el tanteador. No todas fueron buenas noticias para un Biguá que vio como Martín Rojas cometió su cuarta falta y recibió un técnico que lo sacó del partido. Por si fuera poco, a los minutos los árbitros le sancionaron un técnico al banco de Biguá. Trouville aprovechó esos técnicos, anotó libres, encontró un triple en las manos de Mauricio Curtti en la reposición y puso un 9-2 con el que sacó ocho a dos minutos del final del tercer chico. Dos libres le permitieron a Biguá, que erró varios lanzamientos personales en el cierre de este cuarto, irse al último descanso del juego solo a seis de su rival.

El inicio del último cuarto fue parejo. Biguá buscó cargar la pintura y lastimó en las cercanías del aro mientras que Trouville jugó desde bloqueos directos, fue vertical, cargó bien el rebote ofensivo y se mantuvo arriba en el tanteador. Los mejores minutos ofensivos de Hernán Álvarez en el encuentro le permitieron al “Pato” reaccionar. El visitante mantuvo la defensa combinada que le había dado resultados durante diferentes momentos del juego, jugó al ritmo de su base y empató el juego en 60 con tres libres de Nicolás Andreoli. Álvarez no solo anotó sus primeros puntos en el juego en este período sino que, además, generó para sus compañeros y lideró la reacción. Mauricio Curtti ingresó a la cancha para defender a Álvarez y el juego volvió a cambiar. Trouville contuvo mejor la ofensiva de su rival y en ataque encontró puntos de Ducasse que le permitieron volver a pasar. El alero de 2.02 que integró la selección U17 este año explotó dos errores de su defensor para anotar cinco puntos consecutivos y liderar un 5-2 con el que el local sacó tres (65-62) a 2’44” del final del juego. Los nervios y la ansiedad de estar jugando una final comenzaron a jugar en ambos equipos. Biguá abusó de los tiros largos pese a no tener los mejores porcentajes de acierto y no pudo acortar las diferencias. Trouville intentó jugar rápido pero se apuró innecesariamente, forzó demasiado sus ofensivas y no pudo liquidar el partido. Así pasaron los minutos y la siguiente anotación recién fue un doble de Arregui a 50” del final que le permitió a Biguá ponerse a uno. Manuel Mayora asumió la responsabilidad en la siguiente ofensiva de su equipo pero erró y le dio la oportunidad a su rival de atacar perdiendo por uno. Álvarez tomó el balón, rompió bien la primera línea e intentó tirar una “flotadora” pero se encontró con una sobrebia tapa de “Juani” Ducasse que impidió que Biguá pasara por uno. En el rebote del tapón la pelota cayó en manos de un Mayora que fue cortado, anotó los dos libres y le dio tres de renta a su equipo a 14” del final. Biguá atacó y encontró un buen tiro de tres puntos de Sebastián Vechtas. El lanzamiento no entró, el rebote fue de Trouville y Mauricio Curtti liquidó el juego con dos libres.

En el ganador se destacaron los 19 puntos convertidos por “Juani” Ducasse y los 16 que anotó Manuel Mayora mientras que en el perdedor estuvo el goleador del partido que fue Mauricio Arregui con 24 puntos.

Deja un comentario