AHORA VA POR MALVÍN

Biguá venció a Hebraica Macabi en juveniles, cerró la serie de semi-finales y clasificó a la final del campeonato de Serie 1. El equipo de Villa Biarritz dominó el juego desde el comienzo, liquidó el mismo en el inicio del tercer cuarto y terminó ganando con un contundente 86-64. Ahora el “Pato” jugará la final ante Malvín.

Bigua

Biguá comenzó mejor el partido. El equipo de Villa Biarritz presionó en toda la cancha, trabajó bien las ayudas del lado contrario ante los rompimientos hacia el aro del rival, corrió la cancha, lastimó con las caídas de los internos por calle central, movió bien la pelota cuando tuvo que atacar ante defensa plantada, tuvo buenos porcentajes de acierto en sus tiros desde más allá de los 6.75 metros y concretó un parcial de 11-4 en los primeros cuatro minutos del partido. Hebraica propuso una defensa en zona 2-1-2 desde el comienzo del juego, intentó jugar desde rompimientos hacia el aro en ofensiva pero no pudo ante la defensa rival, forzó demasiado sus ataques y no tuvo demasiado gol en el inicio del encuentro. El “Macabeo” pasó a defender en hombre, encontró un triple en las manos de Lucas López y puso un 5-0 con el que se puso a dos de su rival. De a poco el “Pato” volvió a alejarse en el tanteador. Los locales revirtieron bien el balón, fueron pacientes, lastimaron con situaciones de alto-bajo, continuaron encontrando buenos tiros largos que fueron adentro y concretaron un parcial de 10-4 con el que tomaron ocho (21-13) a dos minutos del final del primer chico. Pierino Rüsch ingresó a la cancha, comenzó a asumir en ofensiva y lideró un buen momento de su equipo que se fue al primer descanso del encuentro solo a seis unidades de su rival (24-18).

Manteniendo la defensa en hombre con ayudas, con Maximiliano Pons presionando a Pierino Rüsch y con especiales referencias sobre Agustín Viotti y Octavio Medina, Biguá controló a su rival en el inicio del segundo chico. El “Pato” no permitió que el “Macabeo” utilizara sus principales armas ofensivas, se cerró ante los rompimientos del visitante y se volvió a alejar en el tanteador. Biguá corrió desde la defensa, continuó lastimando con situaciones de alto-bajo, mantuvo los buenos porcentajes de acierto en tiros a distancia, producto de la buena generación y selección de tiros, y puso un 12-5 con el que sacó 13 a los 3’30” del final del primer tiempo. Alternando momentos de defensa en hombre con momentos de defensa en zona 3-2, Hebraica volvió a correr la cancha, lastimó con rompimientos y descargas cortas y puso un 4-0 con el que se puso a nueve. El cierre del primer tiempo favoreció a Biguá. Alfonso Arrillaga tuvo un buen reingreso a la cancha y se combinó bien con Martín Rojas para liderar el ataque de un equipo que puso un 10-5 y se fue al descanso largo con la máxima de 14 a su favor.

Defendiendo en zona 1-3-1 con atrapes y corriendo desde robos en primera línea, Hebraica puso un parcial de 5-0 en el inicio del segundo tiempo y se puso a nueve de su rival. Revirtiendo bien la pelota, jugando con paciencia, lastimando tanto con rompimientos y descargas como con situaciones de alto-bajo y manteniendo los buenos porcentajes en tiros a distancia Biguá estiró la máxima y comenzó a liquidar el encuentro. Tres triples consecutivos le permitieron al “Pato” poner un 14-2 y sacar 22 de renta a seis minutos del final del tercer cuarto. De ahí en más el partido no fue tal. Biguá llegó a sacar 23 en el tercer chico e ingreso 20 arriba al último período.

Los diez minutos finales del encuentro solo estuvieron para que Biguá mantuviera la diferencia y termine ganando por 22 unidades.

En el ganador se destacaron los 23 puntos convertidos por Martín Rojas y los 12 que anotó Joaquín Jones mientras que en Hebraica el máximo anotador fue Agustín Viotti con 23 tantos.

Deja un comentario