LE MARCÓ LA CANCHA

Biguá venció a Bohemios con un contundente 84-56 en lo que fue el primer partido de las semi-finales de cadetes en Serie 1. El equipo de Villa Biarritz tuvo un buen trabajo tanto de Martín Rojas como de Mauricio Arregui, abrió el partido en el tercer cuarto y se terminó con el primer punto de una llave que promete.

Bohemios vs Bigua

El primer cuarto fue realmente muy parejo. Biguá fue intenso en materia defensiva, se preocupó porque Agustín Da Costa no lo lastimara, cargó la pintura, lastimó con situaciones de alto-bajo, encontró puntos en las manos de Mauricio Arregui y tuvo un buen primer cuarto. Por su parte, Bohemios defendió con muchas ayudas del lado contrario, jugó con cuatro abiertos, fue vertical, generó desde los rompimientos de Facundo Terra, encontró puntos en las manos del escolta que supo representar a nuestro país en el pasado Sudamericano U17, intentó jugar rápido, anotó puntos de contraataque y se mantuvo en partido. Corriendo desde robos en primera línea, Biguá cerró mejor el primer cuarto y se fue al primer descanso del encuentro con tres de ventaja (19-16).

Presionando en toda la cancha y doblando a Martín Rojas en el poste bajo, Bohemios comenzó mejor el segundo cuarto. El “Albimarrón” corrió la cancha, continuó jugando desde Terra y colocó un rápido 6-2 que le permitió pasar por uno a los 3’30” del período. Buenos minutos defensivos de Hernán Álvarez y Sebastián Vechtas le permitieron a Biguá robar pelotas en primera línea, correr la cancha, anotar puntos de contraataque y poner un rápido 4-0 con el que recuperó el liderazgo del tanteador con tres puntos de ventaja. Un triple de Rodrigo Glik igualó el juego y, desde ahí, los equipos volvieron a cambiar gol por gol. Los dirigidos por Marcelo Capalbo alternaron momentos de defensa en zona 2-3 con momentos de defensa en hombre, corrieron la cancha, continuaron siendo verticales, lastimaron con descargas cortas y no solo se mantuvieron en juego sino que, además, pasaron por tres (32-29) a 3’ del final del primer tiempo. Los últimos minutos del segundo chico fueron todos de Biguá. El equipo de Villa Biarritz aprovechó que su rival volviera al hombre para lastimar con Martín Rojas en el poste bajo, corrió la cancha, tuvo muy buenos minutos del interno que defendió a Uruguay en el Sudamericano U17 y puso un 9-0 con el que pasó por seis (38-32) de cara al descanso largo.

Biguá salió al segundo tiempo dispuesto a liquidar el juego y lo logró. El “Pato” comenzó a presionar en toda la cancha, Nicolás Andreoli controló a Agustín Da Costa y, de a poco, el local se fue alejando en el tanteador. Corriendo desde la defensa de su rebote, Biguá puso un rápido 6-2 y sacó 19 de máxima a los 3’ del tercer cuarto. Facundo Terra continuó asumiendo las ofensivas de su equipo y lastimó con sus rompimientos hacia el aro. El escolta anotó puntos consecutivos, generó juego para sus compañeros pero no fue suficiente ante un Biguá que encontró cada vez más puntos en las cercanías del aro y se alejó en el tanteador. Mauricio Arregui volvió a demostrar su repertorio ofensivo y el partido comenzó a liquidarse. El interno se combinó bien con Martín Rojas (17 puntos entre los dos en el cuarto) y los dos lideraron la ofensiva de un Biguá que sacó 19 de renta (59-40) a tres minutos del final del tercer cuarto. Los últimos 13’ le sobraron al partido. El “Pato” continuó ampliando una diferencia que llegó a ser de 28.

En el ganador se destacaron los 21 puntos convertidos por Mauricio Arregui mientras que en Bohemios el goleador fue Facundo Terra con sus 17 unidades.

Deja un comentario