FUERON SUPERADOS

La pre-selección U14 enfrentó a los infantiles de Biguá en la jornada de ayer. El equipo dirigido por Luís Pierri terminó perdiendo el juego e cifras de 61-41 y se vio superado desde el primer minuto del mismo. Los de Villa Biarritz colocaron un parcial de 22-8 en el primer cuarto y de ahí en más administraron la diferencia.

WP_20151113_21_06_55_Pro

Presionando en toda la cancha desde el primer minuto, trabajando bien las ayudas del lado contrario, corriendo tanto desde la defensa de su rebote como desde robos en primera línea y teniendo a Nicolás Andreoli como principal arma ofensiva, Biguá colocó un parcial de 22-8 en los primeros diez minutos de juego. Uruguay no se sintió cómodo con la defensa de su rival, no pudo imponer su juego y fue superado por el local. En el inicio del segundo cuarto Biguá continuó estirando diferencias. Pese a rotar a todo su plantel, el local mantuvo la intensidad defensiva, continuó corriendo y puso un 6-0 con el que abrió 20 de renta. El reingreso de Valentín López le permitió mejorar la salida contra presión al equipo “Celeste”. Los dirigidos por Luís Pierri jugaron al ritmo de su base, encontraron un triple en las manos de Guillermo Curbelo, tuvieron buenos minutos de Juan Inzaurralde y pusieron un 9-3 con el que volvieron a quedar a 14 cuando al primer tiempo le quedaban cuatro minutos. El cierre del primer tiempo fue de Biguá. El equipo de Villa Biarritz volvió a correr desde su defensa y puso un 7-3 con el que se fue al descanso largo 18 arriba (38-20).

El tercer cuarto fue todo de Biguá. El equipo local continuó presionando en toda la cancha, robó pelotas en primera línea, contraatacó con efectividad, lastimó con el juego de Andreoli y puso un 18-4 en el período que le permitió sacar la máxima de 32 de cara a los últimos 10 minutos de juego. En el último chico se vieron los mejores minutos de Uruguay en cancha. Valentín López y Sebastián Sosa conformaron una doble base que mejoró la salida del equipo contra la presión rival y que le permitió a los “Celestes” acortar las diferencias. El equipo visitante estiró una efectiva presión en toda la cancha, tuvo buenos minutos de Rodrigo Fernández y concretó un parcial de 17-5 con el que logró cerrar el juego 20 abajo.

Deja un comentario