TERMINÓ GANANDO BIEN

Biguá derrotó a Malvín en la categoría juveniles. El pasado domingo, el equipo «Playero» visitó a los de Villa Biarritz para protagonizar un lindo partido que terminó con triunfo del local en cifras de 88-72. El marcador final no muestra lo atractivo y parejo que fue el trámite que recién se liquidó en los últimos minutos del último cuarto.

Pag 18 y 19

El partido comenzó mejor para Biguá. El equipo de Villa Biarritz salió dispuesto a cargar abajo, lastimó con situaciones de alto-bajo, encontró un triple en las manos de Joaquín Jones y colocó un parcial de 5-0 en el inicio del encuentro. Malvín trabajó bien las ayudas del lado contrario, fue muy intenso en materia defensiva pese a no presionar , corrió desde robos en primera línea al ritmo de Santiago Pereira y puso un 5-0 que le permitió igualar en cinco el encuentro a los tres minutos del mismo. Generando juego desde bloqueos directos, cargando la pintura y lastimando con sus internos, Biguá encontró gol en los siguientes minutos de partido. Malvín jugó con cuatro abiertos, propuso un juego tan paciente como vertical, tuvo buenos minutos de Facundo Bruno tanto a la hora de anotar como a la hora de generar juego y se logró mantener en partido. Martín Couñago comenzó a asumir en las ofensivas del local, su equipo jugó desde bloqueos directos para él, y el “Pato” recuperó cuatro de renta (18-14) a pocos minutos del final del primer cuarto. Corriendo desde la defensa del rebote ante un Biguá que abusó del tiro exterior pese a no tener los mejores porcentajes de acierto, Malvín puso un 6-0 y pasó por dos pero un doble de Facundo Grolla hizo que el primer cuarto terminará con 20 puntos para cada equipo.

El comienzo del segundo cuarto fue entreverado. Ambos equipos buscaron jugar rápido pero se terminaron apurando, forzando situaciones, perdiendo pelotas, errando tiros y no se pudieron sacar ventajas. Manteniendo los bloqueos directos como foco generador de juego, Biguá colocó un 5-1 y pasó por cuatro a los tres minutos de este período. Lastimando con el juego de frente al aro de Diego Premazzi Malvín reaccionó. El oriundo de Mercedes puso seis puntos consecutivos (un triple incluido) y lideró un parcial de 9-1 que llevó a Malvín a pasar por cuatro a 3’30” del final del primer tiempo. El “Playero” logró correr la cancha, se sintió más cómodo con el trámite del partido, impidió que su rival corriera y pasó en el tanteador. El ingreso de Martín Rojas mejoró el nivel defensivo de un Biguá que comenzó a atrapar en los bloqueos directos que jugó el rival, que cambió de hombre cuando tuvo que hacerlo y que cerró mejor el primer tiempo. Rojas pesó en ofensiva, Biguá continuó lastimando tanto con situaciones de alto-bajo como con reversiones tras los posteos de sus internos y, tras un nuevo triple de Jones, el “Pato” concretó un 11-0 que le permitió cerrar el primer tiempo siete arriba (37-30) de su rival. Malvín propuso algunos minutos de defensa en zona 2-3 pero no pudo contener el buen nivel de su rival.

Presionando en toda la cancha, manejando los tiempos del partido, jugando desde bloqueos directos y con buenos minutos de Martín Couñago, Biguá sacó nueve de renta en el inicio del tercer cuarto. Malvín tuvo una nueva reacción. El equipo “Playero” cargó bien el rebote ofensivo, corrió desde la defensa de su rebote, planteó un juego vertical, trabajó bien los rompimientos y descargas, tuvo buenos minutos de Facundo Bruno y colocó un parcial de 10-4 con el que se puso a tres a los cinco minutos del tercer chico. Trabajando bien las ayudas del lado contrario y defendiendo su rebote ante los bajos porcentajes de acierto en tiros a distancia del rival, Malvín contuvo la ofensiva del local y se acercó en el tanteador. Lastimando con rompimientos hacia el aro, Rojas lideró la ofensiva de su equipo. El generación 98 anotó seis puntos consecutivos que, junto al tercer triple de Jones en el juego, le permitieron a Biguá poner un 9-4 y recuperar ocho de renta. Presionando en toda la cancha, jugando al ritmo de Bruno y con un triple importante de Guillermo Ulery (que tuvo buenos minutos durante parte del primer cuarto y que fue importante para su equipo en varios momentos del juego) Malvín cerró mejor el tercer cuarto y encaró los últimos diez minutos de básquetbol solo a cuatro del local (60-56).

Martín Couñago anotó dos triples consecutivos en el inicio del último cuarto e hizo que Biguá coloque un 6-0 y se vaya 10 arriba en el tanteador. “Charlie” fue la gran figura de su equipo en este período tanto por sus puntos como por el juego que generó luego de tomar bloqueos directos. Malvín salió en busca de la última reacción y la encontró. El “Playero” presionó en todo el campo, atrapó en los posteos del rival, corrió desde robos en primera línea y con Bruno y Ulery como referentes ofensivos colocó un parcial de 8-1 con el que se puso a tres (67-64) a cinco minutos del final del juego. Lastimando con el juego de Facundo Grolla de frente al aro Biguá liquidó el partido. El equipo de Villa Biarritz tuvo un nuevo triple de Joaquín Jones, defendió muy bien su rebote, comenzó a sacar diferencias y entró al último minuto y medio del partido 13 arriba (81-68) para terminar liquidando el encuentro.

Los goleadores de Biguá terminaron siendo Martín Couñago con 21 puntos (13 en el último cuarto) y Joaquín Jones con 18 unidades. En Malvín se destacó Facundo Bruno que terminó con 17 unidades.

Deja un comentario