LE ROBÓ EL PUNTO

Biguá derrotó a Malvín en cadetes. El equipo de Villa Biarritz viajó a la calle Legrand y se quedó con el punto al vencer a su rival de turno en cifras de 81-69. Tras un primer tiempo parejo, los dirigidos por Juan Rovira cargaron bien la pintura, tuvieron buenos minutos tanto de Rojas como de Arregui y concretaron su triunfo.

Malvin vs Bigua U17

Trabajando bien las ayudas del lado contrario, robando pelotas en primera línea, corriendo la cancha y siendo vertical Malvín comenzó mejor el partido. El “Playero” fue muy intenso en los primeros minutos de juego y, pese a tener bajos porcentajes de acierto, tomó tres de renta. De a poco Biguá cambió el juego. El equipo de Villa Biarritz estiró una presión en toda la cancha con atrapes, corrió desde robos en primera línea, generó juego desde bloqueos directos ante defensa plantada, cargó la pintura y con buenos minutos tanto de Martín Rojas como de Juan Marotta colocó un 9-0 que le permitió pasar por seis en el tanteador. Hernán Álvarez dirigió bien a un equipo que, de a poco, marcó su superioridad. El ingreso a la cancha de Bruno Acosta aumentó la agresividad de la primera línea de un Malvín que defendió bien, que fue más vertical y que puso un rápido 4-0 con el que emparejó el juego. Los últimos minutos del primer cuarto fueron desprolijos. Los dos equipos defendieron en toda la cancha, complicaron a su rival e hicieron que las pérdidas y los bajos porcentajes de acierto se hicieran frecuentes. Malvín encontró gol en corridas de cancha pero Biguá, cargando el rebote ofensivo y lastimando con segundos tiros, se mantuvo arriba en el tanteador y se fue al primer descanso 15-14 arriba.

Manteniendo la presión en toda la cancha, jugando desde bloqueos directos y encontrando un triple en las manos de Salvador Olivar, Malvín puso un 5-0 y pasó por cuatro en el inicio del segundo cuarto. Biguá comenzó a jugar desde los posteos de Martín Rojas, encontró puntos en las cercanías del aro y concretó un parcial de 6-0 que lo llevó a recuperar el liderazgo del tanteador. El equipo “Playero” se vio obligado a jugar ante defensa plantada y se quedó sin ideas. Los dirigidos por Horacio Martínez forzaron demasiado sus ofensivas, abusaron del tiro exterior pese a no tener los mejores porcentajes, sufrieron el buen trabajo de ayudas del lado contrario del rival, no pudieron correr y se quedaron sin gol. Esto fue aprovechado por un Biguá que, de a poco, aumentó las diferencias. El “Pato” continuó lastimando con el juego de Rojas tanto de espaldas como de frente al aro y transformó el 6-0 al que hicimos referencia anteriormente en un 16-4 que lo llevó a sacar ocho de máxima (de los 16 puntos de este parcial 12 fueron de Rojas). El final del primer tiempo favoreció a Malvín. Iñaki Erroizarena asumió un poco más de responsabilidad en el ataque de su equipo, puso un triple, generó con sus rompimientos y lideró un parcial de 8-2 que le permitió al local cerrar el primer tiempo a solo dos unidades de Biguá (33-31).

El tercer cuarto fue casi todo de Biguá. El equipo visitante fue inteligente, cargó la pintura, lastimó con situaciones de alto-bajo, tuvo buenos minutos tanto de Mauricio Arregui, con su juego de espaldas al aro, como de Martín Rojas, de frente al cesto, y comenzó a alejarse en el tanteador. Hernán Álvarez continuó liderando bien a un equipo que fue tan intenso como inteligente y que concretó un parcial de 27-14 con el que sacó la máxima de 15 a un minuto del final del tercer cuarto. Malvín tuvo buenos momentos ofensivos durante el tercer cuarto. Jugando con Erroizarena de ala-pivot, siendo vertical, encontrando tanto gol como generación de juego en los rompimientos de Bruno Acosta y Leandro García y con buenos minutos de Theo Metzger el “Playero” encontró puntos en el período. El problema del local fue la defensa. Los de Martínez nunca pudieron contener a la dupla de internos del rival (entre Arregui y Rojas anotaron 20 puntos en el cuarto) y sufrieron el período. Luego de que Biguá sacara 15 llegó un triple de Olivar que ilusionó a los “Playeros” pero un nuevo triple de Rojas hizo que Biguá recupere la máxima. Igualmente, un doble de García hizo que Malvín cierre el tercer cuarto a 13 (63-50).

Malvín comenzó mejor el último chico. Con más ganas que básquetbol, presionando en toda la cancha, siendo vertical y encontrando puntos cerca del aro el “Playero” puso un 10-5 que le permitió ponerse solo a ocho de su rival. Biguá se apuró innecesariamente, sufrió la intensidad que propuso su rival, tomó malas decisiones y permitió una reacción del local. Luego de un minuto de tiempo, Biguá se ordenó en materia defensiva, volvió a correr la cancha, puso un rápido 4-0 y recuperó 12 de renta a 5’30” del final del juego. Malvín tuvo una última reacción. El equipo local continuó presionando, lastimó tanto con los rompimientos de Bruno Acosta como con las corridas de cancha de Nicola Pomoli y llegó a ponerse a seis (75-69) cuando al partido le quedaban dos minutos. Biguá continuó tomando malas decisiones, se apuró, tuvo malos porcentajes de acierto y no pudo sentenciar el juego. Un doble largo de Mauricio Arregui le devolvió ocho de renta al “Pato” a 1’30” del final del encuentro y liquidó el juego.

En el ganador se destacaron los 34 puntos convertidos por Martín Rojas mientras que en el perdedor el destacado fue Theo Metzger que anotó 17 unidades.

Deja un comentario