CON LA FRENTE EN ALTO

Uruguay cerró su participación en la fase de grupos del Sudamericano U17 con derrota ante Argentina en cifras de 68-54. Los “Celeste” fueron sumamente competitivos y, con un muy buen planteo defensivo, no solo estuvieron en juego hasta el final sino que, además, supieron estar arriba en el tanteador por varios momentos.

Uruguay vs ARgentina 2

El primer cuarto fue todo de Uruguay. El equipo dirigido por Luís Pierri realizó un gran trabajo defensivo, encontró gol en ataque y dominó los primeros diez minutos de juego. Los “Celestes” trabajaron bien las ayudas de los internos tanto ante los posteos rivales como ante los rompimientos (Uruguay opto por liberar a los internos rivales cuando estos se abrían para ayudar y proteger la pintura), atrapó en los bloqueos directos desde los que intentó generar el rival, realizó muy bien el balance defensivo, no permitió que su rival corriera la cancha y neutralizó a Argentina. Los locales no leyeron bien las ofensivas, abusaron del tiro a distancia sin tener buenos porcentajes de acierto, sus internos tomaron muchos tiros largos que terminaron saliendo y sufrieron el comienzo del encuentro. Uruguay corrió desde la defensa de su rebote, tuvo un buen momento de Martín Rojas que lastimó con su juego de frente al aro y sus tiros a distancia y comenzó a alejarse en el tanteador. Uruguay propuso un juego vertical, generó juego desde bloqueos directos, tuvo un muy buen ingreso de Mauricio Arregui, cargó bien el rebote ofensivo, jugó al ritmo que impuso Mateo Sarni, lastimó con descargas cortas, sacó nueve puntos de máxima y cerró el primer cuarto 18-9 arriba. Argentina no se sintió cómodo en ese comienzo de partido y terminó sufriendo la intensidad defensiva del rival. Obligado a jugar siempre 5X5 los “Albicelestes” no pudieron imponer su juego y anotaron solo nueve unidades en el primer chico.

Corriendo desde la defensa de su rebote Uruguay, pese a sus malos porcentajes de acierto en tiros libres, sacó la máxima de 12 unidades en el inicio del segundo cuarto. Los “Celestes” continuaron defendiendo bien, tuvieron buenos minutos de Facundo Terra y estiraron la diferencia. Argentina aumentó la intensidad de la presión que estiró desde el comienzo del juego, propuso una defensa en zona 2-3 luego de que su rival superara la presión y comenzó a reaccionar. El equipo “Albiceleste” puso en cancha una alineación más baja con el fin de mejorar la efectividad de su presión y lo logró. Argentina comenzó a correr tanto desde robos en primera línea como desde la defensa de su rebote, fue un tanto más colectivo, generó juego desde bloqueos directos, procuró terminar sus ofensivas en la pintura y, pese a no tener buenos porcentajes en sus tiros a distancia, puso un 12-4 con el que se puso a cuatro a dos minutos del final del primer tiempo. Los reingresos de Mateo Sarni y Facundo Terra le dieron más verticalidad a un equipo que comenzó a sacar faltas y se reencontró con el gol. Los “Celestes” erraron dos libres más y solo pudieron recuperar seis de renta en ese momento del juego. El cierre del primer tiempo fue de Argentina. Manteniendo la presión en toda la cancha y complicando a su rival con la zona, Argentina concretó un parcial de 10-4 con el que logró irse al descanso largo ganando por dos unidades.

El tercer cuarto fue realmente muy parejo. El parcial del mismo fue 16-14 a favor de Uruguay que logró empatar el encuentro de cara al último cuarto. Los “Celestes” continuaron realizando un buen trabajo tanto en las ayudas del lado contrario como en el balance defensivo, alternaron algunos minutos de defensa en zona 2-3, fueron verticales, encontraron puntos en las manos de Martín Rojas y logró mantenerse en partido dentro de un juego que se hizo bastante entreverado. Los dirigidos por Luís Pierri llegaron a pasar incluso en este período (39-37) pero el cierre favoreció a un Argentina que igualó el encuentro en 45 a 10 minutos del final.

Presionando en todo el campo, manteniendo el equipo bajo de estatura y alternando momentos de defensa en zona con momentos de defensa en hombre con ayudas, Argentina comenzó mejor el último cuarto. Los “Albicelestes” corrieron desde su defensa y pusieron un 6-0 con el que tomaron seis de renta. Uruguay careció de ideas ante la defensa rival, comenzó a sentir el desgaste del partido, erró mucho y vio como los locales se alejaron en el tanteador. Uruguay revirtió bien la pelota y buscó atacar la línea de fondo de la zona pero fue poco vertical y no tuvo gol. Un doble de Mateo Sarni con falta incluida le permitió a Uruguay ponerse a tres de su rival. Dos buenas ofensivas de Argentina le permitieron estirar la máxima. El equipo “Albiceleste” movió bien la pelota, encontró un triple de Matías Solanas y concretó un 5-0 con el que sacó ocho de renta a 4’41”. El partido parecía irse liquidando pero Uruguay tuvo una nueva reacción. Luego de minuto de tiempo, los “Celestes” comenzaron a defender en cuadrado uno y, pese a errar dos libres, pusieron un 5-0 con el que se colocaron a tres a 2’36” del final. Marcelo Richotti pidió minuto, Argentina mejoró su trabajó ofensivo, comenzó a ser más vertical, generó desde la pintura, encontró un triple de Facundo Corvalán que le dio aire y una hundida de Vaulet con la que recuperó ocho de renta a dos minutos del cierre y liquidó el juego. De ahí en más Argentina abrió diferencias que terminaron siendo mentirosas porque el partido fue realmente muy parejo hasta faltando tres minutos.

En el equipo “Celeste” se destacaron los 18 puntos de Martín Rojas y las 12 unidades de Mateo Sarni.

Uruguay dio todo lo que tenía para dar en este juego. El equipo “Celeste” realizó un buen planteo defensivo y, si bien presentó algunas dificultades en ofensiva, estuvo muy cerca de derrotar al equipo local. Los dirigidos por Luís Pierri deben seguir ahora con la frente en alto y con la tranquilidad de haberlo dejado todo en cada juego. Lamentablemente se perdió la posibilidad de ir al Pre-mundial U18 pero ahora hay que salir a ganar el quinto puesto del torneo.

Deja un comentario