UN TRIUNFO INCREÍBLE

Bohemios venció a Malvín en un partido difícil de entender. El “Albimarrón” llegó a perder hasta por 19 unidades, ingresó 17 abajo al último cuarto pero tuvo unos muy buenos 10 minutos que le permitieron forzar el alargue en el que terminó ganando el encuentro. El triunfo terminó siendo en cifras de 81-77.

Bohe vs Mal U19

 

El partido comenzó mejor para Malvín. El equipo “Playero” presionó en toda la cancha desde el primer minuto de juego, fue muy intenso en materia defensiva, cambió de hombre en los bloqueos directos desde los que intentó generar su rival, logró defender bien a Martín Trelles con Gonzalo Díaz yendo en su referencia personal y sacó diferencias tempranas en el encuentro. En ofensiva, el visitante jugó con paciencia, generó juego desde bloqueos directos, lastimó tanto a distancia como en las cercanías del aro, corrió bien la cancha y eso lo llevó a concretar un parcial de 14-4 en los primeros cinco minutos de partido. Bohemios no tuvo ideas en ese momento del juego. Sufrió el juego colectivo del rival a la hora de defender y en ataque forzó demasiado cada ofensiva. El “Albimarrón” no logró cargar la pintura con efectividad, no tuvo buenos porcentajes de acierto en sus tiros a distancia, forzó demasiado cada rompimiento hacia el aro y solo anotó cuatro unidades en los primeros cinco minutos del juego. Santiago Pereira y Federico Baltasar lideraron el ataque de un Malvín que continuó dominando el encuentro. Corriendo desde la defensa de su rebote en un momento poco efectivo de su rival, Bohemios puso un 4-0 que le permitió acercarse en el tanteador pero un doble de Guillermo Ulery hizo que Malvín cerrara el primer período 16-8 arriba.

Malvín continuó dominando el juego en el inicio del segundo cuarto. Facundo Bruno tuvo un muy buen ingreso en el visitante y lideró un parcial de 16-7 que le permitió a su equipo sacar la máxima de 17 a cuatro minutos del final del primer tiempo. El trabajo defensivo de Malvín continuó siendo muy bueno. A la presión en primera línea y los cambios de hombre se le sumó lo hecho en materia de ayudas del lado contrario para contener a los internos del rival. El “Playero” corrió la cancha, cargó bien el rebote ofensivo, jugó desde los rompimientos de un Bruno que anotó nueve unidades en el cuarto y se alejó en el tanteador. Defendiendo bien su rebote y aprovechando el hecho de que su rival se haya cargado rápido de faltas para visitar seguido la línea de los tiros personales, Bohemios tuvo un nuevo buen momento en el primer tiempo y concretó un 5-0 (los cinco puntos fueron libres) con el que se puso a 12. Pasando a defender en zona 2-3 y cargando el rebote ofensivo, Malvín le contestó a su rival con un 5-0 y sacó 17 nuevamente. Un triple de Trelles, el primero para él en el juego, y dos libres de Nicolás Koster hicieron que el local cerrara mejor el primer tiempo y lograra ingresar al descanso largo solo 12 (25-37) abajo.

En el tercer cuarto los dirigidos por Horacio Martínez se dedicaron a mantener y ampliar la ventaja que tenían sobre su rival. Malvín propuso un juego vertical, generó desde rompimientos, encontró gol en las manos de Timothy Wendel tras descargas cortas, lastimó a distancia, continuó teniendo muy buenos minutos de Bruno tanto en la generación de juego como a la hora de convertir y se mantuvo arriba en el tanteador. Siendo un tanto más vertical, y con más ganas que básquetbol, Bohemios tuvo algunos intentos de reacción pero nunca los llegó a concretar. Martín Trelles y Nahuel Altalef fueron las principales vías de gol de un equipo “Albimarrón” que careció de ideas y no pudo ponerse en partido. Defendiendo duro y con las virtudes ofensivas que marcamos anteriormente, Malvín sacó la máxima de 19 (38-57) sobre el final del tercer cuarto. Un doble de Altalef sobre el cierre del período le permitió a Bohemios encarar el último cuarto a 17 unidades de su rival.

El partido se pintó de marrón para el último cuarto. Los dirigidos por Marcelo Capalbo propusieron una zona 3-2 en defensa y cambiaron el encuentro. Bohemios generó errores en la ofensiva rival, corrió la cancha tanto desde la defensa de su rebote como de robos en primera línea, encontró gol por diferentes vías y reaccionó. Nicolás Koster lideró las corridas de cancha de un equipo que también encontró gol en las manos de Martín Trelles y que fue consumiendo la desventaja con la que había ingresado al último cuarto. Siendo más vertical, jugando desde directas ante defensa plantada y elevando su intensidad defensiva, Bohemios puso un 23-4 que le permitió pasar por dos a un minuto del final del cuarto. Malvín desapareció de la cancha. Todo el buen juego colectivo que había mostrado durante los primeros 30 minutos de juego se desvaneció y el “Playero” se quedó sin gol. Los dirigidos por Martínez movieron bien la pelota, generaron desde rompimientos por línea de fondo, buscaron lastimar con situaciones de alto-bajo pero tuvieron muy bajos porcentajes en sus tiros a distancia, no pudieron superar a los internos rivales y anotaron solo cuatro unidades en los primeros nueve minutos del cuarto chico. Lucas Masaferro y Edison Espinoza cumplieron una gran tarea defensiva. Los internos de Bohemios ayudaron ante los rompimientos de los perimetrales, rebotearon, taparon bien y, por si fuera poco, en ataque aprovecharon las descargas cortas de sus compañeros para anotar en las cercanías del aro. Un doble de Facundo Bruno igualó el partido a muy poco del final. Altalef embocó uno de los dos libres que tuvo a su favor tras una falta de su rival y le dio uno de ventaja a Bohemios a 40 segundos del cierre. Un doble de Wendel, tras una descarga de Bruno que fue quién asumió sobre el final, hizo que Malvín pasara por uno a 24” del cierre. Capalbo pidió minutos para planificar lo que podía ser la última del encuentro. Altalef recibió y en seis segundos hizo un doble que permitió que su equipo pasara por uno. Horacio Martínez solicitó tiempo para diagramar la siguiente ofensiva de su equipo y Malvín sacó en ofensiva. Federico Baltasar salió de un bloqueo indirecto y cuando armó el tiro recibió una falta que le dio tres libres. El escolta que supo jugar por Uruguay tanto un Sudamericano U15 como un Pre-mundial U16 anotó solo uno de los tres libres que tuvo e igualó el juego en 66 a 16” del final. Bohemios erró dos veces en el último ataque y el partido se fue al alargue.

Ambos equipos comenzaron el tiempo suplementario defendiendo en zona 3-2. Malvín complicó a su rival, corrió desde robos en primera línea, volvió a jugar al ritmo de Facundo Bruno y puso un 4-0 en el primer minuto de este período. Dos triples de Nahuel Altalef le dieron gol a un Bohemios que puso un 8-2 y pasó por dos a 1’30” del cierre. El equipo “Albimarrón” lastimó desde rompimientos por calle central y continuó complicando a su rival. Dos libres de Bruno igualaron el encuentro a 1’10” del final. Cuando Bohemios se disponía a atacar, un técnico a Marcelo Capalbo le dio un tiro más y la pelota a Malvín. El base perteneciente a la generación 96 que supo integrar la selección U15 que jugó en 2011 (con Capalbo como asistente de Fernando Cabrera) anotó el libre pero su equipo perdió la pelota siguiente. Dos libres de Altalef (que anotó nueve unidades en el alargue) le permitieron a su equipo pasar por uno a 33” del cierre. Un robo de Martín Trelles y un nuevo doble de Nicolás Koster hicieron que Bohemios saque tres (80-77) a 13” del final del suplementario. Luego de un minuto de tiempo pedido por su entrenador, Malvín repuso de costado y Baltasar tomó un tiro demasiado forzado que no terminó entrando. Un libre de Altalef en la siguiente ofensiva liquidó el encuentro a favor de un Bohemios que entre el último cuarto y el alargue colocó un parcial de 41-20 que lo llevó al triunfo.

En el ganador se destacaron 20 puntos convertidos por Nahuel Altalef mientras que en el perdedor el goleador fue Facundo Bruno con 21 unidades.

Deja un comentario