LA TERCERA AL HILO

Hebraica Macabi derrotó a Biguá en cifras de 71-61. El equipo “Macabeo” sumó su tercer triunfo consecutivo en el campeonato y le propició al “Pato” de Villa Biarritz la tercera derrota al hilo en la categoría. Los dirigidos por Leonardo Zylbersztein dominaron el juego, prácticamente, desde el principio y fueron justos ganadores.

Hebraica vs Bigua U15

El comienzo del partido fue de Biguá. El equipo de Villa Biarritz presionó en toda la cancha desde el primer minuto de juego, buscó cargar la pintura, intentó lastimar con situaciones de alto-bajo, cargó el rebote ofensivo, corrió la cancha desde su rebote y con seis puntos consecutivos de Leandro Nion colocó un parcial de 6-2. Hebraica también defendió en toda la cancha desde el inicio, buscó generar desde bloqueos directos pero sufrió la defensa rival, forzó demasiado sus ofensivas y no encontró gol en los primeros minutos. Jugando con paciencia, revirtiendo bien el balón y proponiendo un juego más vertical, el “Macabeo” reaccionó. Nicolás Sylberberg, con sus rompimientos al aro, lideró la ofensiva de un Hebraica que colocó un parcial de 7-1 y pasó por dos (9-7) a cinco minutos del final del primer chico. El local se preocupó mucho por contener a Nicolás Andreoli y lo logró por momentos. Facundo De León fue sobre su referencia personal, le negó la línea de pase todo el tiempo, su equipo bien las ayudas del lado contrario y el alero perteneciente a la generación 2000 no jugó con comodidad. Lastimando con rompimientos y descargas cortas, Biguá puso un 4-0 y recuperó el liderazgo del tanteador. Hebraica encontró gol a distancia y con su segundo triple en el partido puso un 5-0 que lo llevó a pasar por tres (14-11) sobre el final del primer chico. El cierre del cuarto fue del visitante. Andreoli comenzó a lastimar con su juego de frente al aro y lideró un parcial de 6-2 que le permitió a su equipo cerrar el primer cuarto ganando por uno (16-17).

Hebraica comenzó mejor el segundo cuarto. El equipo dirigido por Leonardo Zylbersztein salió bien de la presión rival, continuó trabajando las ayudas del lado contrario, defendió su rebote, corrió la cancha, encontró puntos tanto en las manos de Sylberberg como en las de Brian Gutierrez y colocó un parcial de 9-0 con el que sacó la máxima de ocho a siete minutos del final del primer tiempo. Biguá se quedó sin gol. El equipo de Villa Biarritz no pudo correr ante la efectividad ofensiva que tuvo su rival, ya no encontró rebotes ofensivos, abusó del tiro exterior pese a no tener buenos porcentajes de acierto y sufrió ese momento del encuentro. Igualmente, los dirigidos por Alejandro Gava se pusieron en partido rápidamente. Jugando desde los rompimientos de Andreoli y explotando las ayudas de la defensa rival para descargar y tomar tiros más “cómodos”, Biguá se reencontró con el gol, puso un parcial de 11-3 e igualó el tanteador en 28 tras un triple de Germán Martínez. Hebraica ya no pudo correr la cancha, comenzó a abusar del tiro exterior, sufrió la intensidad defensiva de su rival y no pudo mantener la diferencia que había tomado. Corriendo desde la defensa de su rebote y con puntos consecutivos de Gutierrez, Hebraica puso un 6-1 en el cierre del primer tiempo y se fue al descanso largo con cinco puntos de ventaja (34-29).

El local retomó ocho de renta en el inicio del tercer cuarto. El equipo “Macabeo” defendió en toda la cancha, continuó ayudando ante los rompimientos del rival, fue paciente en materia ofensiva, generó desde bloqueos directos y lastimó al visitante. Biguá volvió a reaccionar. El equipo de Villa Biarritz aumentó la intensidad defensiva, le agregó atrapes en las esquinas a la presión, robó pelotas en primera línea, corrió tanto de esos robos como desde la defensa de su rebote y puso un parcial de 8-3 que le permitió ponerse a tres (40-37) cuando al tercer cuarto le quedaban cinco minutos. A partir de ahí el partido se hizo parejo. Hebraica lastimó tanto con el juego vertical de Gutierrez como con los rompimientos de Sylberberg, Biguá corrió, cargó bien el rebote ofensivo, tuvo buenos minutos ofensivos de Ángel Arevalo y los equipos cambiaron gol por gol durante unos minutos. Los de Villa Biarritz aprovecharon ese momento de paridad para ponerse solo a uno del local (47-46) pero rápidamente Hebraica se volvió a alejar en el tanteador. El “Macabeo” continuó realizando un gran trabajo defensivo, corrió la cancha al ritmo de Sylberberg, encontró gol en las manos de un Jorge Gómez que a la gran tarea que venía haciendo en la referencia de Nicolás Andreoli le sumó puntos en ataque y puso un 6-0 con el que recuperó siete de renta sobre el cierre del tercer chico. Un doble de Leandro Nion permitió que Biguá encare el último cuarto a cinco (53-48) de su rival.

El comienzo del último período favoreció a Biguá. Nicolás Maurno tuvo sus mejores minutos ofensivos, anotó puntos consecutivos, repartió juego para sus compañeros y lideró un parcial de 9-5 que le permitió al visitante ponerse a uno cuando al partido le quedaban siete minutos. De a poco el “Pato” se fue quedando sin gol. El equipo de Villa Biarritz sufrió la baja de Andreoli por un dolor en el tobillo, forzó demasiado sus ofensivas en el intento de jugar vertical, abusó del tiro exterior pese a no tener los mejores porcentajes y no anotó en los siguientes cuatro minutos de juego. Hebraica aprovechó ese momento y, sin ser nada del otro mundo, liquidó el encuentro. Brian Gutierrez lideró los contraataques de un equipo que corrió desde la defensa de su rebote, puso un 8-0 con el que sacó nueve a 2’30” del final y sentenció el juego.

En el ganador se destacaron los 25 puntos convertidos por Brian Gutierrez mientras que en Biguá el goleador fue Leandro Nion que terminó con 18 unidades.

Deja un comentario