EN LOS ÚLTIMOS MINUTOS

Malvín derrotó a Biguá en infantiles. El equipo “Playero” fue perdiendo durante gran parte del encuentro pero tuvo un gran cierre de partido, defendió bien, fue efectivo y terminó ganando el punto en cifras de 70-67. Los de Villa Biarritz no supieron liquidar el partido en su momento y luego no pudieron con la reacción rival.

Malvin vs Bigua U15

El comienzo del partido favoreció a Biguá. El equipo de Villa Biarritz presionó en todo el campo, contraatacó tanto desde la defensa de su rebote como desde robos en primera línea, fue vertical, lastimó con situaciones de alto-bajo y, con cuatro puntos de Nicolás Andreoli, puso un parcial de 6-2 en los primeros minutos. Malvín fue intenso en materia defensiva, trabajó bien las ayudas del lado contrario pero sufrió tanto los posteos como los tiros de cuarta de Androeli y no pudo contener a su rival. De a poco Biguá se fue quedando sin gol. El “Pato” abusó del tiro exterior ante la cerrada defensa rival sin grandes porcentajes de acierto y vio como su rival lo pasó en el tanteador. Malvín defendió bien su rebote, corrió al ritmo de Lucas Capalbo, encontró puntos en las manos de Alejandro Fernández y puso un 13-0 con el que pasó por nueve a 3’30” del final del primer cuarto. Biguá se olvidó de la verticalidad que le había dado resultados, ya no encontró a un Andreoli que fue bien defendido por Marcio Rivas y no pudo anotar en esos minutos. Estirando una presión en toda la cancha con atrapes, el visitante reaccionó. El equipo de Villa Biarritz tuvo un buen ingreso de Manuel Saavedra, que no solo defendió bien a Capalbo sino que, además, manejó los hilos de su equipo, tuvo a  Andreoli como principal líder ofensivo y puso un 9-0 que le permitió igualar el encuentro. Malvín sufrió la presión rival y, cuando la pudo superar, se vio obligado a atacar ante defensa plantada. El “Playero” careció de ideas, abusó del tiro exterior y vio como su rival le achicó la diferencia. El cierre del período fue parejo. Andreoli le continuó aportando gol a su equipo pero solo pudo hacer que el mismo se vaya dos arriba en el tanteador al primer descanso ya que Fernández, con su juego de frente al aro, lastimó a la defensa del visitante.

Biguá mantuvo la presión en toda la cancha que tanto resultado le dio durante gran parte del primer chico en el inicio del segundo período, robó pelotas en primera línea, defendió bien su rebote, robó el ajeno y, pese a no aprovechar todas las situaciones de contraataque que se generó desde la defensa, puso un parcial de 10-4 con el que sacó ocho de diferencia (23-31). El segundo cuarto fue mal jugado. Malvín tuvo muchos problemas ante la defensa rival que lo obligó a forzar sus ofensivas y a perder muchas pelotas mientras que Biguá sufrió la salida de Andreoli para descansar. Con el reingreso a la cancha del alero que supo defender a Uruguay en el Sudamericano U15 del año pasado, el “Pato” recuperó gol y logró sacar la máxima de 10 unidades. Cuatro unidades consecutivas de Alejandro Fernández hicieron que Malvín se fuera al descanso largo a solo seis de su rival (29-35).

Malvín salió al segundo tiempo dispuesto a reaccionar. El “Playero” presionó en toda la cancha, buscó jugar rápido, fue vertical pero perdió muchas pelotas, abusó del tiro exterior ante la defensa de ayudas del lado contrario del rival y no tuvo gol en los primeros minutos del tercer cuarto. Biguá no tuvo grandes ideas ante defensa plantada pero encontró gol a distancia y puso un 5-0 que le permitió sacar la máxima de 11 unidades a su favor. Corriendo desde la defensa de su rebote Malvín puso un 4-0 y se colocó a siete pero Biguá volvió a sacar diferencias. El “Pato” encontró una serie de robos en primera línea consecutivos que le permitieron volver a contraatacar y poner un 6-0 para sacar la máxima de 13 puntos. Álvarez continuó lastimando con su juego de frente al aro, Capalbo lideró la primera línea defensiva de un Malvín que volvió a robar pelotas consecutivas, Federico Rosillo anotó un triple importante y  el local puso un 8-0 que le permitió colocarse a cinco de su rival. Cuatro puntos más de Nicolás Andreoli hicieron que Biguá se fuera al último descanso con nueve de diferencia (50-41) y un poco más de tranquilidad.

El “Playero” revirtió el juego en los primeros minutos del último cuarto. El equipo dirigido por Agustín Iglesias mantuvo la presión en toda la cancha, trabajó bien las ayudas del lado contrario, pudo contener a Andreoli mandando a Santiago Mintegui en su referencia personal y reaccionó. Lucas Capalbo y Rodrigo Orden lideraron las corridas de cancha de un Malvín que defendió bien su rebote ante el abuso del tiro exterior de su rival y pasó por uno tras un parcial de 10-0 que se dio en los primeros cuatro minutos del último período. Un triple de Orden, el primero de los tres que anotó en el período, hizo que el local pasara ante un desorientado Biguá. El parcial continuó. Capalbo comenzó a asumir las responsabilidades ofensivas de su equipo, Orden anotó un nuevo lanzamiento desde más allá de los 6.75 metros y el 10-0 del que hablábamos anteriormente se convirtió en un 15-0 que le dio a Malvín seis de renta a cinco minutos del final. Saliendo bien de la presión y siendo vertical Biguá encontró algo de gol pero sus bajos porcentajes en libres no le permitieron acortar la diferencia. El local, jugando desde bloqueos directos para Capalbo, mantuvo la diferencia y, tras un triple del mismo Lucas, sacó siete a 2’30” del cierre. Rodrigo Fernández tuvo su momento y lideró una reacción visitante. El actual integrante de la pre-selección U14 robó pelotas consecutivas, anotó un triple, convirtió un doble y lideró un 5-0 con el que Biguá se puso a dos unidades con 1’30” por jugar. Los de Villa Biarritz propusieron una defensa más arriesgada y encontraron resultados ya que robaron varios balones consecutivos. Dos libres de Andreoli empataron el encuentro en 65 con 1’27” por jugar. El base de Malvín asumió la siguiente ofensiva, jugó un bloqueo directo, atacó el aro tras el mismo y definió con una soberbia “flotadora” que le permitió a su equipo retomar el liderazgo del tanteador por dos unidades. En la ofensiva de Biguá fue cortado un Andreoli que con ½ en libres puso a su equipo a uno. El siguiente ataque del “Playero” tuvo características similares al anterior relatado con la diferencia de que la penetración terminó con descarga para un Rodrigo Orden que anotó su tercer triple en el cuarto y le dio cuatro de renta a su equipo. El “Pato” perdió la siguiente ofensiva y, con ella, el partido.

En el ganador se destacaron tanto los 17 puntos de Alejandro Fernández como los 16 de Lucas Capalbo mientras que en Biguá estuvo el goleador del juego que fue Nicolás Andreoli con 35 unidades.

Deja un comentario