DURÓ UN TIEMPO

Malvín derrotó a Olimpia en juveniles el pasado martes. El “Playero” dominó el juego desde el comienzo y, más allá de algunas reacciones de su rival, liquidó el encuentro en el inicio del segundo tiempo. Sin ser nada del otro mundo, el equipo de la calle Legrand fue contundente y ganó bien. El triunfo se dio en cifras de 89-58.

20150804_214529[1]

El inicio del juego fue parejo. Malvín presionó en toda la cancha desde el primer minuto, jugó con paciencia, fue vertical, trabajó bien tanto las descargas cortas como las largas, movió bien la pelota pero tuvo bajos porcentajes, perdió muchas pelotas y no pudo sumar en demasía en el inicio del encuentro. Olimpia buscó jugar desde bloqueos directos pero sufrió la defensa de un equipo “Playero” que trabajó bien las ayudas del lado contrario y no permitió puntos en la pintura de su rival. Lastimando con los rompimientos de Gonzalo Díaz, Malvín logró sacar cinco de renta (9-4) a los seis minutos de partido. Corriendo desde la defensa de su rebote ante un local que volvió a abusar del tiro exterior y cargando el rebote ofensivo, Olimpia puso un 8-2 que le permitió pasar por uno a tres minutos del primer descanso. El “Playero” cerró mejor ese período. El equipo dirigido por Horacio Martínez lastimó con descargas cortas tras sus rompimientos y con Timothy Wendel como principal vía de gol puso un 9-0 que le permitió sacar ocho (20-12) al final del primer cuarto.

Con seis puntos consecutivos de Facundo Bruno, Malvín puso un 6-2 y abrió la máxima de 12 en el inicio del segundo cuarto. De a poco Olimpia reaccionó. El equipo del barrio Colón estiró una presión en toda la cancha, trabajó bien las ayudas del lado contrario, corrió desde la defensa de su rebote, cargó bien el rebote ofensivo y, pese a no explotar todos los contraataques que generó desde la defensa, puso un 8-0 con el que se puso solo a cuatro de su rival. Malvín se quedó sin ideas. La salida de la cancha de Bruno dejó sin verticalidad a un “Playero” que comenzó a abusar del lanzamiento exterior sin tener buenos porcentajes de acierto y que se quedó sin gol. El equipo dirigido por Mario Enrich aprovechó el momento para reaccionar pese a no tener un gran partido. Los de Colón forzaron demasiado sus ofensivas, perdieron muchas pelotas pero igualmente se acercaron en el tanteador. El trabajo de Federico Baltasar le permitió a Malvín cerrar el primer tiempo arriba en el tanteador pese a que Maximiliano Nobile y Juan Vianna hicieron todo para que su equipo se continuara acercando en el tanteador. Malvín se fue cuatro arriba en el tanteador (33-29) al descanso largo.

En el inicio del tercer cuarto se liquidó el partido. Malvín presionó en toda la cancha, fue vertical, anotó tres triples (de los cuales dos fueron de Santiago Pereira) y concretó un parcial de 17-4 que le permitió sacar 17 a los cinco minutos del segundo tiempo y liquidar el partido. Olimpia no pudo correr, ya no cargó el rebote ofensivo y se quedó sin gol ante un avasallante Malvín que, de ahí hasta el final del juego, no hizo más que aumentar la diferencia. El “Playero” llegó a ganar hasta por 34 unidades y terminó ganando por 31.

Deja un comentario