«Repetir un gesto técnico hasta conseguir la pureza»

Jordi Sampietro es el actual director, y fundador, del campus Belgrado Básquet. El español creó esta instancia con la intención de mostrarle tanto a los entrenadores como a los jugadores del mundo la metodología de trabajo de Serbia. El entrenador dialogó con Formativas del Básquetbol y yojuego le trae a sus lectores lo más destacado de la entrevista.

Jordi Sampietro

Hace un par de sábados, Jordi Sampietro dialogó con el programa radial “Formativas del Básquetbol” (Sábados desde las 13 horas en Radio Imparcial). El español explicó cómo surgió Belgrado Básquet: “Llevo viviendo en Belgrado, la capital de Serbia, hace once años y en un momento vi que había muchas posibilidades de abrirle las puertas del país a muchos entrenadores y jugadores del mundo por lo que se me ocurrió la idea de crear Belgrado Básquet. Yo vine a trabajar como entrenador pero luego vi esta oportunidad que surgió con la intención de enseñar tanto a los diferentes entrenadores como a los jugadores de los cinco continentes la metodología de trabajo de los serbios”. El español es un fiel defensor de la forma en la que trabajan los serbios: “A algunos les gustará más y a otros les gustará menos pero es una metodología real y que hace más de 50 años le da muchos frutos a este país. Yo creo en su forma de trabajar y eso me llevó a tener esta idea”. Para hablar un poco sobre la metodología en cuestión, Jordi declaró: “La metodología serbia se basa en la repetición. La idea es intentar repetir un gesto técnico hasta conseguir la perfección y la pureza técnica. Es importante que los jugadores, sobre todo en etapas de formación, descubran sus propios movimientos pero si ese jugador no tiene la capacidad de utilizar ese gesto técnico que descubrió, lógicamente, no sirve para nada. Por esto yo creo muchísimo en esta metodología”. Y agregó que: “No es lo más divertido del mundo porque todos sabemos que los jugadores, sin importar la edad, quieren jugar 3X3 o 5X5 pero eso a mí, realmente, me interesa muy poco porque a mí me interesa la mejora individual que se logra con la repetición de los gestos”.

Serbia se consagró campeón del último Europeo U20. Este tipo de títulos confirman el buen trabajo que se realiza en ese país: “Cuando Serbia gana algún campeonato, sea en mayores o en formativas, yo me alegro mucho porque es una reafirmación de lo que yo creo y lo que yo ofrezco. Igualmente lo que busco no son títulos sino que busco explicar la metodología del país”.

Más allá del trabajo en formación, en el país donde trabaja Sampietro se les da la oportunidad de jugar a nivel profesional desde muy jóvenes: “En Serbia todos los años salen uno o dos jugadores de etapa de formativas que al año siguiente están jugando en un equipo grande de Europa. Eso en otros países no existe. Capaz que algunos países ganan muchos campeonatos de formativas pero no forman a muchos jugadores que con 17 o 18 años están prontos para dar el salto a los primeros equipos. Aquí en Serbia a los chicos de 17 o 18 años que están a buen nivel enseguida les dan la posibilidad de jugar en un primer equipo y eso les da mucha experiencia y el descaro conocido en todo el mundo“. En esta cuna de jugadores de elite no hay mayor secreto que el trabajo según las palabras de Jordi: “No es ningún secreto, esto es muy sencillo. Cuando el mundo ve a estos jugadores se debe preguntar como hacen los serbios y cosas así pero si fuera un secreto yo no lo compartiría en las redes sociales o generaría estas instancias. Dejando de lado el que son muy grandes y que genéticamente es una raza excepcional, el secreto es que trabajan más que nadie. Sin contar las sesiones de entrenamiento que se hacen en verano, un niño de 15 o 16 años de un club bueno entrena todos los días tanto por la mañana como por la tarde y ese es el truco. Es lógico que si trabajas más que los demás vas a obtener mejores resultados”.

Consultado sobre lo que viven los jugadores que asisten al campus, el director de Belgrado Básquet declaró: “Un jugador tendría dos sesiones de entrenamientos por día, algún día sería con tres sesiones, de aproximadamente una hora y cuarenta y cinco minutos. Los entrenamientos serían buscando la mejora individual porque son sesiones de técnica individual. Algunos ejercicios son de 1X1 pero el 90% de los trabajos son de técnica individual. Si cuentas que trabajas cuatro horas por día, en diez días trabajas cuarenta horas y eso quizás es lo que un niño de algunos países hace en un mes entonces si reducimos el trabajo de un mes a una semana no hay duda de que su mejora será espectacular. Cuando hay tiempo libre los jugadores están descansando pero mirando algo de básquetbol o conociendo uno de los tantos atractivos que tiene esta ciudad”. El campus no es solo para jugadores sino que también para entrenadores: “Los entrenadores tienen la oportunidad de estar desde las ocho de la mañana hasta las ocho de la tarde viendo entrenamientos de diferentes categorías. Pueden estar todo el tiempo que quieran aprendiendo. Seas jugador o entrenador, esta experiencia es básquetbol, básquetbol y más básquetbol”.

Por más información los interesados pueden ingresar al sitio web: www.belgradobasketball.com o enviar un correo electrónico a Belgradobasketball@gmail.com

Un comentario de “«Repetir un gesto técnico hasta conseguir la pureza»

Deja un comentario