SIGUEN SUMANDO

La pre-selección U17 convivió tres días en Argentina y protagonizó una instancia sumamente positiva dentro de la preparación del Sudamericano que se disputará del 14 al 19 de setiembre en Chaco, Argentina. Los “Celestes” crecieron como grupo tanto dentro como fuera de la cancha y mostraron cosas interesantes.

Uruguay U17 1

En la noche de ayer, domingo, llegó a su final la segunda concentración de la pre-selección U17. El equipo dirigido por Luís Pierri viajó a Carcarañá, Argentina, para convivir tres días en los que jugó tres partidos ante equipos del vecino país. Los chicos compartieron el día a día en un muy lindo complejo deportivo, pudieron medirse ante rivales de buen nivel y crecieron como equipo.

En lo que al grupo se refiere la concentración fue buena. Los chicos continuaron demostrando su buen relacionamiento, compartieron el día a día y lograron convivir dentro de un clima muy agradable. Los jugadores durmieron juntos, comieron juntos y vivieron cada momento del día como un grupo. Además, los integrantes de esta pre-selección tuvieron más instancias con Guillermo Mariano, psicólogo del equipo.

En lo deportivo la concentración también fue buena. Los partidos enfrentaron a los “Celestes” con rivales de buen nivel y los ayudaron a crecer. El primer encuentro fue ante la selección U19 de la Asociación Rosarina. Quizás este no fue el mejor rival pero igualmente le presentó una digna oposición a un Uruguay que demoró para liquidar el encuentro pero que terminó ganando con cierta tranquilidad. Tanto física como deportivamente, el equipo U22 del Club Atlético Carcarañá, rival del sábado a la tarde, fue el mejor plantel que enfrentó este equipo dirigido por Pierri hasta el momento. Los argentinos jugaron un buen básquetbol, complicaron a los “Celestes” en diferentes zonas de la cancha y los obligaron a jugar un buen partido para superarlos. El último encuentro tuvo como rival de Uruguay a una selección U19 de la Asociación Cañadense que no mostró un gran nivel de juego pero que complicó a nuestros compatriotas. La selección U17 de nuestro país no jugó bien pero tuvo la virtud de cerrar un final parejo a su favor que también es importante pensando en el torneo que enfrentará desde el 14 de setiembre.

Los partidos sirvieron mucho. Uruguay aprovechó para probar las diferentes defensas que está entrenando, para mejorar sus ofensivas ante defensa plantada y mostró cosas interesantes. Los “Celestes” se enfrentaron con físicos superiores, con equipos de buen nivel y con otro montón de cosas que vivirán, seguramente, durante el Sudamericano y para las que está bueno irse acostumbrando. En gran parte para eso se organizan este tipo de instancias que siempre son positivas y que, en este, caso sumaron mucho tanto para el plantel como para el cuerpo técnico.

Deja un comentario