NO DEBIÓ SUFRIR TANTO

Hebraica Macabi venció a Malvín en infantiles con un ajustado 72-67. El “Macabeo” dominó el inicio del juego y llegó a sacar hasta 16 puntos de ventaja en el primer cuarto pero no pudo mantener la diferencia y debió sufrir hasta el final del encuentro para sumar lo que fue su primer punto para la tabla general.

Hebraica vs Malvín U15

Los primeros diez minutos del encuentro fueron todos de Hebraica Macabi. Jugando al ritmo de Brian Gutierrez, el “Macabeo” dominó a su rival en todos los aspectos del juego y abrió amplias diferencias en este período. Siendo intenso en materia defensiva, realizando un buen trabajo de ayudas del lado contrario y robando varias pelotas en primera línea, Hebraica logró correr la cancha y puso un 7-1 en 1’30”. Malvín presentó un equipo más alto e intentó explotarlo en las cercanías del cesto pero no pudo. El “Playero” jugó mucho desde salida de cortinas indirectas, propuso un juego vertical e intentó asistir a sus internos con descargas cortas tras rompimientos pero no pudo ante el trabajo defensivo de su rival que continuó estirando diferencias. Pese a verse obligado a jugar ante defensa plantada, Hebraica continuó dominando el juego. El local comenzó a jugar desde cortinas directas para Gutierrez, encontró más puntos en sus manos y transformó el parcial de 7-1 en un 24-8. Al primer cuarto le quedaba un minuto cuando el “Macabeo” tomó 16 de renta. Los visitantes tuvieron muy bajos porcentajes tanto en tiros de campo como en libres, no tuvieron grandes ideas ofensivas, no encontraron a Lucas Capalbo, no pudieron correr, forzaron demasiadas situaciones  ofensivas y se quedaron sin gol ante un Hebraica que defendió muy duro y abrió diferencias importantes en este período. En el cierre del cuarto, Malvín aprovechó la rotación de jugadores que realizó su rival y se puso a 13 (24-11) de cara al primer descanso.

Marcio Rivas comenzó a defender a Brian Gutierrez y el partido cambió en el inicio del segundo cuarto. El número 12 de Malvín le negó bien la línea de pase al hombre que había anotado 16 unidades en el primer cuarto y, con las ayudas permanentes de sus compañeros cada vez que recibió la pelota e intentó romper o jugar un bloqueo directo, lo logró contener. En ofensiva Malvín mejoró, cargó bien el rebote ofensivo, encontró dos triples en las manos de Rodrigo Orden y puso un parcial de 8-0 en tres minutos. Luego de un minuto de tiempo solicitado por su entrenador, Hebraica recuperó renta. El equipo “Macabeo” jugó más tranquiló, ordenó sus ofensivas, encontró puntos tanto en las manos de Nicolás Silberberg como en las de Nicolás Zodor y recuperó ocho de renta (27-19) a cinco minutos del final del primer tiempo. Gutierrez volvió a asumir la responsabilidad ofensiva de su equipo pero no pudo superar la defensa rival y Malvín volvió a reaccionar. El “Playero” intentó que Brian no recibiera pero, además, cambió de hombre en los bloqueos directos, mantuvo atentas a las ayudas por si el escolta de Hebraica rompía hacia el aro, intentó negarle el tiro y se encargó de que no desnivelara. Por si esto fuera poco, la mejoría ofensiva del visitante, basada principalmente en la captura de rebotes ofensivos, impidió que el local corra la cancha y lo dejó sin gol. Lastimando a distancia, encontrando gol en las manos de Rodrigo Coelho de frente al aro y explotando los segundos tiros que tuvo, el “Playero” puso un 14-7 y se puso a uno (34-33) cuando estaba por terminar el segundo chico. Un triple de Enzo Suouz hizo que Hebraica se llevara cuatro de renta al descanso largo.

Malvín comenzó mejor el tercer cuarto. El equipo “Playero” mantuvo su buen trabajo defensivo sobre el local y continuó en reacción. Coelho continuó lastimando con su juego de frente al aro, encontró gol en tiros a distancia y lideró un parcial de 13-4 que le permitió a Malvín pasar por cinco en los primeros cinco minutos del segundo tiempo. Los visitantes fueron más que su rival durante esos minutos de partido. El “Macabeo” ya no pudo correr, no encontró unas manos confiables ante la buena defensa que estaba recibiendo Gutierrez y no solo se quedó sin gol sino que, además, comenzó a sufrir los centímetros del rival. La rotación de jugadores le dio resultado a Leonardo Zylbersztein. Facundo De León mejoró la defensa del rebote dentro de un Hebraica que comenzó a correr desde el mismo, que encontró seis puntos consecutivos en las manos de Gonzalo Giudice y que concretó un rápido parcial de 9-2 con el que recuperó el liderazgo del tanteador (50-48) a dos minutos del final del tercer chico. Malvín abusó del tiro exterior sin buenos porcentajes y sufrió un período del juego en el que el “Macabeo” volvió a contraatacar en ofensivas consecutivas. Igualmente, Malvín cerró mejor el período. El “Playero” comenzó a jugar desde bloqueos directos, encontró a Coelho cerca del aro y concretó un 5-0 que le permitió cerrar el cuarto con tres puntos de ventaja (53-50).

El último chico favoreció al “Macabeo”. Hebraica jugó desde directas para Brian Gutierrez, fue vertical pese a los cambios de hombre que utilizó Malvín para defender estas situaciones y concretó un parcial de 7-4 con el que igualó el partido en el comienzo del cuarto período. Los locales se cerraron bien en defensa, fueron inteligentes a la hora de ayudar, no permitieron más puntos en la pintura de su rival y lograron revertir el trámite. Malvín no tuvo buenos porcentajes en sus tiros a distancia, no tomó más rebotes ofensivos, no corrió la cancha y no tuvo gol. Pese a dominar a su rival en defensa, a Hebraica le costó cerrar el partido. El “Macabeo” necesitó de la reaparición de Silberberg en el juego para sentenciar su triunfo. Cuando todas las defensas iban sobre Brian, Nicolás asumió responsabilidades ofensivas y colocó siete puntos muy importantes que sirvieron para que el 7-4 al que hacíamos referencia anteriormente se transformara en un 22-12 que le permitió a Hebraica pasar por siete a 1’30” y liquidar el encuentro.

En el ganador se destacaron los 31 puntos convertidos por Brian Gutierrez mientras que en Malvín el goleador fue Rodrigo Coelho con 20 unidades.

Deja un comentario