“Queremos que sea pequeño el margen de las cosas que nos puedan sorprender en el torneo”

Guillermo Mariano es el psicólogo de las selecciones formativas de nuestro país. El profesional dialogó con nuestro sitio web luego de lo que fue la primera concentración de la pre-selección U17 y se refirió tanto a lo que fue la misma como a la actualidad del equipo que se prepara para el Sudamericano de la categoría.

Guille

¿Qué balances haces de lo que fue la concentración?

La verdad es que el balance es sumamente positivo por todos lados. Por el lado grupal la concentración fue excelente no solo para poder seguir trabajando algunos aspectos sino que también para poder ver algunas cosas y evaluar la relación que tienen los chicos del grupo. En la concentración terminamos de confirmar que este es un equipo muy unido tanto fuera como dentro de la cancha. En lo deportivo la evaluación también es positiva ya que vimos un equipo que va por el camino que nosotros queremos en cuanto a concentración, intensidad y cohesión de equipo. Estuvo muy bueno poder verlos en esta situación y el balance es positivo.

Este tipo de situaciones, como la concentración, les permite evaluar algunas cosas que, por más que entrenen tres veces por semana, no se observan estando en Montevideo ¿No?

Totalmente. Desde el momento en el que nos subimos al ómnibus en la puerta de la Federación ya todo pasó a ser otra cosa. Desde ese momento pasamos a ser como una familia dentro de la que se tuvieron que ayudar entre ellos a resolver los problemas y donde se vio no solo la buena relación que hay dentro del plantel sino que también la cooperación que existe entre ellos y la buena relación con el cuerpo técnico. Estuvimos todo ese tiempo juntos y nunca tuvimos ni que frenarlos, ni que levantar la voz, simplemente se marcaron pautas de trabajo y las mismas fueron respetadas. Este es un grupo que combina muy bien lo social con lo deportivo. En esta concentración fuimos capaces de cumplir con la parte social, recorrimos, paseamos, pero cuando les dijimos que teníamos que empezar a pensar en el partido ellos hicieron ese cambio y pusieron la cabeza en lo deportivo.

Más allá de lo que ocurre dentro de la cancha, en esta pre-selección se “respira” un muy lindo ambiente ¿Lo ve así?

Si, es así y es producto de, básicamente, dos cosas. Una de ellas es el hecho de que contamos con un grupo de chicos muy buenos. Además de ser deportivamente muy buenos, humanamente son bien. Individualmente son chicos muy buenos que tienen buenos valores y un muy buen espíritu de equipo que se nota en esta selección. Por otro lado también hay un trabajo del cuerpo técnico que comenzó Luís (Pierri) en setiembre del año pasado y que se mantiene. El hecho de que sea un proceso largo ayuda a este tipo de trabajos porque genera que ellos se conozcan de verdad.

Martín Rojas fue elegido como capitán de esta selección ¿Qué es el interno de Biguá para el grupo?

Martín es un líder. No es el único pero es un líder importante para el grupo por varios lados. Él es un jugador que ya tiene experiencia en torneos internacionales, es un ejemplo de trabajo para el grupo ya que siempre entrena exigiéndose al máximo y es muy exigente con él mismo. Capaz que no es una persona que habla tanto pero si transmite desde el ejemplo y con sus actitudes. Por eso fue que Luís (Pierri) lo eligió como capitán pero no es el único líder del grupo sino que hay otros que aportan desde otros lados y entre todos construyen al equipo.

La pre-selección está integrada por 14 chicos por lo que aún quedan dos cortes ¿Cómo manejas esa situación con el equipo? ¿Qué tanto se habla de eso?

Es un tema que no se habla demasiado porque los chicos están enfocados en otra cosa. Ellos están enfocados en mejorar, en rendir y piensan más que nada en el equipo y en el Sudamericano. Yo estoy absolutamente convencido de que los chicos que en algún momento sean desafectados van a estar completamente compenetrados con el grupo al igual que lo van a estar los jugadores que viajen a jugar el torneo. Lo importante es que no hay un clima de competencia negativa, si hay una competencia positiva, por esforzarse y por querer estar, que suma para el equipo.

Aún quedan tres meses para la disputa del campeonato ¿Qué pensas trabajar en los mismos?

Nosotros venimos trabajando mucho en lo que es el autoconocimiento. Estamos trabajando para que cada chico sepa como es, como, funciona pero no solamente para que lo sepa él sino que, además, para que lo sepa el resto del grupo. Cuando volvamos a trabajar vamos a realizar más trabajos de manejo de la ansiedad, de la presión y de la confianza que son los tres aspectos claves de cara a lo que será la competencia sudamericana. Nosotros nos propusimos que se conocieran y después que tengan las herramientas como para manejar las diferentes situaciones que se puedan presentar en el torneo. Nosotros pretendemos, de acá al 14 de setiembre, hacer que ellos estén preparados para enfrentar todas las posibles situaciones que se pueden presentar en el campeonato. Sabemos que no se van a dar todas, y se lo hemos dicho, pero queremos estar preparados para las 100 posibles situaciones que se puedan preparar. Rendir contra entrenadores de otros equipos que nos puedan gritar mucho, jugar un partido con los jueces en contra, encarar un partido el día después de una victoria o encararlo después de una derrota, queremos que sea muy pequeño el margen de las cosas que nos puedan sorprender en el torneo porque de esa manera los golpes que podamos recibir van a ser menores.

Deja un comentario