CONCENTRACIÓN POSITIVA

El pasado fin de semana la pre-selección U17 realizó su primera concentración. En la misma, los dirigidos por Luís Pierri jugaron sus primeros dos amistosos internacionales y consiguieron resultados positivos en ambos. Pese a algunas cosas, el balance de esta instancia debe ser sumamente positivo para el grupo.

Seleccion U17

En el mediodía del viernes partió la pre-selección U17 rumbo a Fray Bentos, Río Negro, para realizar su primer concentración. Los dirigidos por Luís Pierri viajaron a la ciudad del interior de nuestro país para jugar su primer partido internacional, descansar, cruzar el Río Uruguay y disputar un segundo encuentro de estas características en Gualeguaychú, Argentina. Terminada la concentración hay que decir que el balance de la misma es positivo,

Más allá de los resultados de los partidos que disputó la pre-selección U17 de Uruguay frente a la selección U17 de Entre Ríos (91-60 y 97-80 respectivamente), hay varios puntos positivos para destacar de esta instancia. El primero es el rendimiento deportivo logrado por el equipo. Las variantes ofensivas de los dos encuentros, las soluciones en el banco de suplentes que encontró Pierri y el nivel defensivo del primer juego (en el segundo cayó un poco) son algunos de los aspectos que deben dejar contento al cuerpo técnico de las selecciones formativas de nuestro país. La concentración mostrada por el equipo tanto en los partidos como en el breve entrenamiento que tuvo en la mañana del sábado fue muy buena. Más allá de lo colectivo, hubo rendimientos individuales que “levantaron” y que conformaron a los integrantes de la selección. Mauricio Arregui jugó poco pero le aportó mucho al equipo cuando estuvo en cancha, Agustín Da Costa fue aplicado y demostró todo lo que le puede brindar a la selección, Manuel Mayora y Franco Villalba llevaron muy bien la base del equipo e hicieron que pocos se acordaran de la ausencia de Mateo Sarni y Pierino Rüsch (en el segundo partido jugó algunos minutos) y luego hubo varios jugadores que, con su rendimiento, confirmaron lo que se espera de ellos como es el caso de “Juani” Ducasse, Martín Rojas, Facundo Terra, entre otros. Algunos chicos estuvieron por debajo de lo que venían rindiendo pero son altibajos lógicos de una preparación larga.

El grupo de jugadores tuvo una instancia más para continuar reforzando los “fuertes” lazos que parecen unirlos. Se “respira” un clima muy lindo dentro de esta pre-selección y este tipo de instancias ayudan a que esto mejore. Además, los chicos comenzaron a acostumbrarse al ritmo que se vivirá en el Sudamericano: charla técnica, partido, descanso, entrenamiento en la mañana siguiente, almuerzo, sesión de video, charla técnica y nuevamente partido. Está bueno generar ese tipo de instancias para que los jugadores comiencen a acostumbrarse a lo que será un torneo en el que jugarán cinco partidos en cinco días consecutivos.

Lo único negativo pasa por el hecho de que Mateo Sarni no pudo viajar con el equipo. El base de Larrañaga se hizo un esguince el domingo anterior a la concentración y debió quedarse para continuar con la recuperación. Hubiera estado bueno que el jugador, pese a que se sabía que no iba a poder jugar en los partidos, viaje con el equipo y continúe los trabajos con el cuerpo médico de las selecciones formativas.

Los resultados, no solo en números sino que también en rendimiento, marcan que se está en el camino correcto. Ahora hay que seguir trabajando de esta manera para llegar de la mejor manera posible al campeonato, sabiendo que aún no se logró nada y teniendo claro que los resultados de los partidos que disputaron ante la selección U17 de Entre Ríos no significan nada ya que esta selección provincial no era un equipo con un gran nivel tampoco.

Deja un comentario