SIGUE BIEN ARRIBA

En cadetes, Bohemios derrotó a Larrañaga por 11 unidades (58-47). Luego de un parejo primer tiempo, los dirigidos por Marcelo Capalbo, que ocupan las primeras posiciones en la tabla general del Grupo 2, aprovecharon la baja de Mateo Sarni en el rival para imponerse en el juego y quedarse con el punto de visitante.

Bohemios vs Larrañaga

Bohemios comenzó mejor el encuentro. El equipo “albimarrón” trabajó las ofensivas con paciencia, revirtió bien la pelota, jugó desde rompimientos de Facundo Terra y, con 6 puntos del escolta que integra la pre-selección U17, colocó un parcial de 6-0 en los primeros 2 minutos del encuentro. Larrañaga dependió demasiado de Mateo Sarni y tuvo problemas para anotar. El equipo dirigido por Diego Palacios intentó jugar desde su base pero sufrió tanto el buen trabajo de contención que realizó Terra en la defensa de Sarni como las ayudas de lado contrario de Bohemios. El local salió a presionar en toda la cancha, alternó momentos de defensa en hombre con momentos de defensa en zona 2-3 luego de que su rival superara la presión y el partido cambió rápidamente. Los de la calle Francisco Simón aprovecharon los bajos porcentajes en tiros de campo de un Bohemios que abusó del tiro exterior ante la zona rival para correr desde la defensa de su rebote y reaccionar. Larrañaga fue vertical, sacó faltas, encontró puntos tanto en las manos de Mateo Sarni como en las de Ignacio Pena y concretó un parcial de 13-1 que le permitió pasar por 6 a 1’30” del final del primer cuarto. Bohemios se quedó sin ideas ante la defensa rival. El “albimarrón” se apuró, perdió pelotas consecutivas, abusó del tiro exterior y no tuvo gol. Igualmente, el visitante lastimó con rebotes ofensivos y cerró mejor un primer cuarto que terminó 16-13 a favor del local.

Marcelo Capalbo mandó a su equipo a presionar en toda la cancha en el inicio del segundo cuarto. Los visitantes robaron pelotas en primera línea y, pese a no aprovechar las situaciones de contraataque que se generaron desde la defensa, colocaron un parcial de 9-0 que les permitió pasar por 6. El “albimarrón” fue más paciente ante la zona rival, propuso un juego ofensivo más agresivo, logró jugar desde rompimientos, tuvo un buen ingreso de Franco Villalba y pasó en el tanteador. Larrañaga se quedó sin gol nuevamente. El equipo local se vio obligado a atacar ante defensa plantada, no logró darle la pelota a Mateo Sarni, gracias a la buena defensa de Martín Cardenas, y no solo forzó la mayoría de las situaciones ofensivas sino que, además, perdió muchas pelotas ante la presión rival. Luego de un minuto de tiempo, Larrañaga ajustó la zona, se preocupó más por proteger la pintura, permitió tiros a distancia de su rival y reaccionó nuevamente. El equipo local aprovechó los malos porcentajes del rival para correr desde la defensa de su rebote y colocar un parcial de 9-0. Los dirigidos por Palacios aprovecharon lo rápido que su rival se cargó de faltas para tirar libres con frecuencia, anotar por esa vía y volver a pasar por 3 (22-19) a 2’30” del final del segundo cuarto. En su reingreso a la cancha, Facundo Terra le devolvió gol a un Bohemios que, tras un triple de Villalba, volvió a tomar el liderazgo del tanteador con 3 unidades de ventaja. Larrañaga sacó provecho de su juego vertical, continuó anotando libres y empató el partido en 25 pero un triple de Agustín Da Costa hizo que Bohemios se fuera al descanso largo 28-25 arriba.

El inicio del tercer cuarto también fue para Bohemios. El “albimarrón” lastimó desde rompimientos hacia el aro y concretó un rápido 5-0 que le permitió sacar la máxima de 8 unidades. Larrañaga intentó jugar desde bloqueos directos pero sufrió la intensa defensa del rival que cambió de hombre en cada oportunidad que necesitó hacerlo y que no permitió que se generaran grandes ventajas a partir de esas situaciones. Los locales sufrieron la baja de Mateo Sarni, esguince de tobillo izquierdo, en el inicio de este período y perdieron a su principal generador de juego. El equipo local alternó momentos de defensa en hombre con momentos de defensa en zona pero no pudo contener a su rival que estiró la defensa en toda la cancha, que volvió a encontrar gol en las manos de Da Costa y que transformó el parcial de 5-0 al que se hizo referencia anteriormente en un 13-5 con el que sacó la máxima de 11 a tres minutos del final del tercer cuarto. Larrañaga se mostró entreverado en ofensiva, no tuvo grandes ideas y presentó dificultades para anotar. Bohemios, sin ser nada del otro mundo, aprovechó este mal momento del rival para, con un juego vertical y un importante triple de Rodrigo Glik, estirar diferencias. Manteniendo la zona 2-3 y teniendo como principales vías de gol tanto a Ignacio Pena como a Santiago Weigel, sus internos, el local cerró mejor el tercer período y puso un parcial de 7-2 con el que logró ingresar al último cuarto solo a 6 unidades de su rival.

Larrañaga volvió a defender en hombre con cambios en todos los bloqueos directos desde los que intentó generar su rival y, cargando con sus internos en ataque, logró ponerse solo a 3 unidades de Bohemios. El equipo visitante continuó siendo vertical, encontró rebotes ofensivos consecutivos y recuperó 7 de renta cuando al partido le quedaban 6’30”. Mauro Navarrine, que jugó un muy buen segundo tiempo, anotó un doble que le devolvió la ilusión al local pero Agustín Da Costa se encargó de liquidar el partido. El número 23 comenzó a asumir, encontró corridas de cancha, anotó 6 unidades consecutivas y lideró un parcial de 6-0 que le permitió a su equipo sacar 11 a 4’30” del final. Da Costa continuó haciéndose cargo de las ofensivas de un Bohemios que defendió muy bien, que continuó estirando las diferencias y que liquidó el partido.

En el ganador se destacaron los 18 puntos convertidos tanto por Agustín Da Costa como por Facundo Terra. En Larrañaga el goleador fue Mateo Sarni con 10 unidades.

 

 

Deja un comentario