PARA MANTENER EL INVICTO

Biguá derrotó a Malvín en cadetes y mantuvo el invicto en la categoría tras haber disputado tres partidos. El equipo de Villa Biarritz ganó en cifras de 82-66 un partido que recién pudo “abrir” en el segundo tiempo ya que el playero logró mantenerse en juego durante los primeros veinte minutos del encuentro.

Bigua

El partido comenzó para Biguá. El equipo de Villa Biarritz lastimó con contraataques, encontró gol en las manos de Martín Rojas, que lastimó mucho jugando de frente al aro, y puso un parcial de 10-5 en los primeros 4 minutos del encuentro. Malvín propuso un juego vertical, cargó bien el rebote ofensivo pero se mostró errático y no pudo ante un Biguá que, rápidamente, sacó diferencias. Iñaki Erroizarena lastimó a distancia, colocó 5 puntos consecutivos y lideró un parcial de 5-0 que le permitió al playero igualar el encuentro en 10. El partido se hizo parejo. Sebastián Vechtas tomó la base de Biguá y le dio el orden suficiente como para cargar la pintura y anotar en ofensivas consecutivas, pero Malvín lastimó con rompimientos y descargas y logró mantenerse en partido. El local cerró mejor el período. El equipo de la calle Legrand encontró dos triples consecutivos en las manos de Erroizarena y finalizó el primer cuarto 19-16 arriba.

El inicio del segundo cuarto fue desprolijo. Malvín estiró una presión en toda la cancha, Biguá trabajó bien las ayudas del lado contrario y ambos tuvieron problemas para anotar. El “playero” intentó jugar desde bloqueos directos pero sufrió la defensa de cambio de hombre que le propuso su rival y se quedó sin gol. Felipe Muños defendió muy bien a Erroizarena y cortó lo que había sido la principal vía de gol de su rival durante el primer cuarto. Pese al buen trabajo defensivo, Biguá no logró alejarse en el tanteador. El equipo de Villa Biarritz buscó cargar la pintura y lastimar a partir de situaciones de alto-bajo pero no pudo ante la intensidad defensiva que propuso su rival. El local aprovechó lo entreverado del trámite para mantenerse arriba en el tanteador y para ingresar a los últimos 6’30” del primer tiempo con 3 de ventaja (24-21). Estirando una presión en toda la cancha y corriendo desde la defensa de su rebote el equipo dirigido por Juan Rovira puso un 6-0 que le permitió pasar por 3. Ejecutando una buena salida contra presión y lastimando de cuarta distancia Malvín puso un 4-0 que lo llevó a recuperar el liderazgo del tanteador por una unidad (28-27). En el cierre del segundo cuarto volvió la paridad al encuentro. Biguá cargó la pintura con Juan Marotta, volvió a correr y anotó en ofensivas consecutivas. Por su parte, Malvín lastimó con tiros de tres puntos. Estas virtudes llevaron a que los equipos se alternaran en el liderazgo del tanteador y a que el “playero” finalizara el primer tiempo dos puntos arriba de Biguá (40-38).

Malvín encontró un nuevo triple (el octavo en lo que iba de partido) en el inicio del segundo tiempo, colocó un 6-2 y sacó 6 de renta. Rápidamente Biguá se puso en partido. El visitante cargó la pintura, lastimó tanto con Mauricio Arregui de espaldas al aro como con Martín Rojas de frente y acortó las diferencias. De a poco Malvín se fue quedando sin gol. Los dirigidos por Horacio Martínez no lograron mantener sus porcentajes en tiros a distancia, sufrieron la defensa de los internos rivales en la pintura y no pudieron mantenerse arriba en el tanteador. Los reingresos de Muños y Santiago Russi a la cancha terminaron de cambiar el encuentro. La defensa de Biguá dejó sin gol a su rival, Rojas continuó lastimando de frente al aro y el “pato” logró pasar por 6 (61-55) sobre el final de un tercer chico que terminó con el visitante ganando por 4. El partido había cambiado. Malvín ya no encontró puntos a distancia y no pudo ante un Biguá que lastimó mucho con sus internos.

En el inicio del último cuarto se liquidó el partido. Jugando al ritmo de Sebastián Vechtas, corriendo la cancha y lastimando tanto con Russi a distancia como con Rojas cerca del aro Biguá puso un parcial de 11-2 a 6 minutos del final y sacó una máxima de 13 unidades con la que comenzó a liquidar el partido. Malvín salió a presionar en toda la cancha pero no pudo reaccionar ante un Biguá que continuó abriendo diferencias y que terminó ganando por 16 (82-66).

Deja un comentario