“Queremos entrenarlos para darles más herramientas”

Guillermo Mariano se incorporó al cuerpo técnico de las selecciones formativas como psicólogo deportivo. El profesional que comenzó a trabajar con la selección U15 el pasado fin de semana dialogó con yojuego sobre sus objetivos con este equipo que afrontará su primer torneo internacional desde el 30 de octubre.

Guillermo Mariano

Guillermo Mariano fue muy bien recibido tanto por el cuerpo técnico como por el grupo de jugadores: “Me recibieron muy bien. El pasado viernes (3 de octubre) hicimos la presentación con el plantel y los chicos me recibieron muy bien. Muchos de ellos ya tienen experiencia de haber trabajado con algún psicólogo en sus respectivos clubes y es la primera vez que me pasa de trabajar con un plantel donde existe el conocimiento de mi tarea. Ya hicimos la primera charla con el plantel, le explicamos cual es la idea y lo recibieron muy bien por lo que estamos prontos para continuar trabajando”. El hecho de que varios jugadores hayan trabajado con psicólogo deportivo es algo que ayuda al trabajo de Mariano: “Ayuda porque hay un conocimiento y sobre todo porque no se tiene la creencia, por parte de los chicos, de que es algo extraño, cosa que muchas veces ocurre en el deporte. El que ellos ya hayan trabajado y que vean que algunos planteles de primera tienen psicólogo ayuda a que no tengan tanta resistencia a este tipo de tareas”. Consultado sobre las funciones que tendrá en esta etapa de los trabajos Guillermo expresó: “Creo que mis funciones la podemos separar en dos partes. Por un lado está todo el tema de entrenamiento mental. Entrenar, así como se entrena la parte técnica y la parte física, todo lo que tiene que ver con concentración, con confianza, el manejo de las situaciones con presión y nervios que muchas veces pasa que son situaciones que no se entrenan. Uno cuando le falta velocidad le pide al profe para hacer trabajos para mejorar eso pero cuando siente que se pone muy nervioso en una determinada situación o que no tiene la suficiente confianza no sabe bien que hacer entonces nosotros queremos entrenarlos para darles herramientas que ellos puedan utilizar en esos momentos y por otro lado está también todo lo que tienen que ver con el trabajo grupal. Este es un grupo nuevo, que se está formando donde cada jugar tienen un cambio importante de rol con respecto al que cumple en su club. Generalmente ellos en su club son protagonistas pero acá tienen otros roles”. Generalmente los integrantes de una selección formativa están más expuestos a situaciones de presión por lo que el trabajo de Mariano cobre mayor importancia en este tipo de grupo de jugadores: “No es que el trabajo sea más importante pero lo que si ocurre es que las situaciones de tensión y/o presión son mayores entonces esas variables se manifiestan más. En los partidos que juegan en sus clubes ellos no sienten esa presión porque ya conocen bien como es la situación, contra quien van a jugar, como es la cancha, el público y no hay nada nuevo que por lo general es lo que genera más nervios. Acá van a ir a una cancha que no conocen, con una cantidad de gente que no conocen y con un nivel deportivo que tampoco es normal para ellos. Por si fuera poco está es la primera competencia internacional para la mayoría entonces es un tema que genera más ansiedad”. La concentración es otro de los puntos importantes en los que tendrá que trabajar el psicólogo. El hecho de que tengan tan solo 15 años, los más grandes, lleva a que sean más frecuentes las desconcentraciones: “Lo hablábamos con Pierri hace unos días, en realidad la concentración no está terminada de establecer a esta edad. Ellos no tienen la concentración del todo madura, por decirlo de alguna manera, entonces es normal  que haya desconcentraciones el tema es que a este nivel tenemos que intentar que eso normal sea reducido al mínimo. Eso se trabaja en la cancha donde los entrenamientos son más intensos y más duros de los que ellos están acostumbrados pero también se trabaja con técnicas específicas que vamos a utilizar con este plantel. Vamos a hacer trabajos grupales e individuales para intentar mejorar en ese sentido”. La formación del grupo es algo tan complejo como importante en las selecciones formativas. El hecho de que la mayoría de los integrantes de la selección tenga que cambiar radicalmente su rol en el equipo hace complicado el trabajo pero el que tengan que convivir durante más de 6 días lo hace fundamental: “Es muy importante porque cualquier equipo necesita tener roles claros y un buen ambiente de trabajo. Esto se intensifica en una selección que no solo va a competir sino que además va a convivir. Esto no es como un club que los jugadores se encuentran los domingos en la cancha sino que ellos van a tener que convivir 6 o 7 días y para eso es importante que haya un buen ambiente para sobrellevar las situaciones que se puedan plantear en el torneo como una derrota, una victoria, un anduve bien o anduve mal. Haya no va a haber una familia que los contenga entonces el grupo cobra mucha importancia. Además está lo que hablábamos anteriormente del cambio de roles y es importante que cada uno se sienta conforme con su rol para que pueda hacerlo de la mejor manera”. La competencia que se genera entre los chicos por un lugar entre los 12 definitivos es algo que no colabora con la formación del grupo: “En general la competencia que se genera en este grupo es sumamente sana. Ellos se llevan muy bien y no se nota ese clima de competencia. Esa competencia existe y muchas veces lleva a los chicos a esforzarse un poco más pero no noto un ambiente de querer bajar al otro si no que creo que cada uno quiere dar el máximo cosa que es positiva en el grupo”.

Deja un comentario