OTRA MALA TARDE

Uruguay volvió a tener un mal partido y fue superado por un Brasil que no fue nada del otro mundo pero que cerró muy bien el primer tiempo, comenzó mejor el segundo y sacó diferencias que fueron indescontables para los celestes que terminaron perdiendo 97-55. Mañana Uruguay jugará ante México por el 7° puesto.

10450755_802743039749621_6232487862307465730_n

El comienzo del partido fue parejo e impreciso. Uruguay intentó desde el inicio jugar posesiones largas y lastimó con los rompimientos en primera línea tanto de Juan Galleto como de Octavio Medina pero sufrió la presión defensiva que estiró en toda la cancha un Brasil que lastimó con contraataques efectivos y con una buena cantidad de rebotes ofensivos. De a poco Uruguay se fue quedando sin gol, la presión de los norteños, que por momentos era una zona 2-1-2 extendida en todo el campo y por momentos era defensa en hombre, le trajo muchas pérdidas a un equipo celeste que no encontró el mejor juego colectivo, que tuvo a un Galleto empecinado en lastimar con su 1X1 y que vio como su rival fue sacando diferencias de a poco. Los brasileros, encontrando resultados en las corridas de cancha y los segundos tiros, llegaron a tomar 5 de renta cuando quedaban 4 minutos para que terminara el primer cuarto. Trabajando con mayor paciencia en ataque, buscando siempre un pase más e intentando forzar la menor cantidad de situaciones posibles fue como Uruguay manejó los tiempos de partido y volvió a ponerse en juego. Los dirigidos por Luís Pierri obligaron a su rival a atacar contra defensa plantada y eso le trajo problemas a Brasil. Cuando logró plantarse en defensa Uruguay defendió bien, leyó bien la defensa de las cortinas, cambió en varias de ellas para que los norteños no generaran grandes ventajas, tuvo un buen trabajo en las rotaciones defensivas y dejó sin gol a su rival. En el ataque continuó con problemas que de a poco se fueron solucionando y es que Facundo Grolla anotó 4 puntos consecutivos que lo llevaron a liderar un parcial de 5-0 que le permitió a los celestes igualar el partido. Cerrado en zona 2-3 Brasil terminó mejor el primer chico y colocó un parcial de 4-1 que le dejó 3 de renta de cara al segundo período. Uruguay volvió a generar muchas faltas con los rompimientos pero sufrió cuando le tocó tirar libres y es que erró 6 de los 9 que lanzó en el cuarto.

Los segundos diez minutos de básquetbol empezaron mejor para Brasil. Los norteños volvieron a presionar, alternando momentos de 2-1-2 con defensa en hombre pero siempre defendiendo en todo el campo, y complicaron a un Uruguay que volvió a tener pérdidas de pelota consecutivas. Por si fuera poco, la salida de la cancha de Martín Rojas le quitó efectividad defensiva a un Uruguay que empezó a sufrir en la pintura y que vio como su rival se fue alejando de a poco en el tanteador. Manteniendo la presión y cargando la pintura fue como los norteños colocaron un parcial de 10-3 y sacaron la máxima de 10 puntos. Moviendo bien la pelota, volviendo a ser paciente en ofensiva fue como Uruguay consiguió dos buenos tiros consecutivos que terminaron ingresando y que le permitieron a los celestes colocar un parcial de 5-1 y ponerse a 6. Jugando desde las cortinas directas y buscando definir sus ofensivas en la pintura fue como Brasil volvió a abrir diferencias. Los norteños no solo encontraron gol interior sino que aprovecharon el hecho de que la defensa de Uruguay se cerrara para anotar tiros a distancia y colocar un parcial de 17-6 que les dio 17 de ventaja de cara al descanso largo. Uruguay continuó con los problemas ofensivos, no tuvo un gran juego colectivo, no tuvo destaques individuales y no pudo contener a un Brasil que cada vez sacó más diferencia y que colocó un triple de la mitad de la cancha sobre la chicharra que le dio la ventaja de 17 al terminar el tercer cuarto.

El tercer cuarto fue todo de Brasil. Los norteños salieron desde el comienzo a presionar en toda la cancha con una zona 2-1-2 estirada en toda la cancha que cuando era superada por Uruguay se transformaba en una zona 2-3 y complicó mucho a los dirigidos por Pierri. Uruguay comenzó a abusar del tiro exterior sin efectividad (2/13 en el cuarto) y se quedó sin gol. Brasil aprovechó esto, jugó con una increíble paciencia ante la zona 2-3 que también planteó Uruguay y encontró el gol suficiente como para colocar un parcial de 9-3. El entrenador de Uruguay solicitó un minuto de tiempo para buscar una reacción pero no encontró mucho y es que Brasil salió del tiempo muerto con una presión en hombre que terminó de complicar a un equipo celeste que siguió intentando acortar la ventaja con tiros de tres puntos pero que no encontró resultados. Brasil se hizo fuerte en el rebote defensivo, volvió a correr la cancha y aumentó un parcial que terminó siendo de 33-12 y que le permitió a Brasil sacar la máxima de 38 cuando quedaba muy poco para que finalizara el tercer chico. Dos libres anotados por Octavio Medina dejaron en 36 la diferencia de cara al último chico.

Los últimos diez minutos de básquetbol le sobraron al partido y es que solo estuvieron para que Brasil sacara la máxima de 45 y liquidara el juego.

Los 55 puntos de Uruguay se repartieron de la siguiente manera: Octavio Medina 14, Agustín Da Costa 7, Juan Galleto 7, Facundo Grolla 5, Joaquín Borrallo 5, Guillermo Ulery 5, Martín Rojas 4, Joaquín Jones 3, Rodrigo Deus 2, Martín Couñago 2 y Pierino Rusch 1.

El camino de los celestes en este pre-mundial U18 continúa mañana cuando, desde las 14 horas de nuestro país, se enfrente a la selección de México en lo que será la lucha por el séptimo puesto de América.

 

Deja un comentario