SUFRIÓ PERO GANÓ

Malvín venció a Unión Atlética en infantiles pero no sin sufrir. El playero terminó ganando por 11 puntos (80-69) ante un equipo azulgrana que luchó hasta donde pudo. Luego de un arranque arrollador de Malvín, Unión logró hasta pasar en el tercer cuarto pero no pudo concretar la reacción y vio como su rival se quedó con el punto.

Foto0449

El playero tuvo un comienzo de partido arrollador. Siendo muy intenso en defensa y alternando momentos de presión en todo el campo con momentos de defensa en “mitad de cancha” Malvín encontró muchos contraataques en el comienzo del partido y colocó un parcial de 18-3 en los primeros 5 minutos de básquetbol que parecía marcar la cancha. Leandro García anotó 11 de los 18 puntos del playero en ese parcial y fue la principal arma de un equipo local que parecía liquidar el partido temprano. Lucas Sierra comenzó a asumir juego y todo cambió. El número 12 de Unión lastimó mucho con sus penetraciones, logró anotar 7 puntos en el cuarto y lideró un parcial de 11-2 que le permitió al visitante ponerse a seis. El hecho de que el azulgrana comenzará a anotar complicó a un Malvín que ya no pudo correr y que se vio obligado a atacar ante una defensa plantada que cada vez se cerraba más y que no permitía puntos fáciles en la pintura. La salida de Sierra de la cancha dejó sin gol a un Unión Atlética que volvió a sufrir a un García, era bien contenido por Sierra pero aprovechó su salida de la cancha, que anotó cuatro puntos consecutivos y le permitió a su equipo colocar un 4-0 que le devolvió 10 de renta. Un triple de Juan Tito sobre el cierre del primer cuarto dejó el partido 24-17 de cara al segundo período.

Encontrando nuevamente corridas de cancha fue como Malvín colocó un parcial de 4-0 y se fue 11 arriba en el tanteador. Desde la defensa de su rebote fue Unión el que pudo correr en esta oportunidad y, con Lucas Sierra nuevamente como anotador, colocar un parcial de 6-2 que lo dejó nuevamente a siete de su rival. Malvín comenzó a ser un poco más vertical, atacó más el aro, buscó más a Franco Canavessi en la pintura y se aprovechó de la desesperación de un equipo azulgrana que no hacía bien las cosas a la hora de atacar para volver a estirar 10 de renta cuando quedaban 5 minutos para que terminara el primer tiempo. Luego de un minuto de tiempo solicitado por Nicolás García, entrenador de Unión Atlética, el azulgrana cambió. Comenzó a trabajar con más paciencia las ofensivas, mejoró el trabajo de ayudas del lado contrario en defensa y logró revertir el trámite. Ante la defensa que le planteó Unión, Malvín abusó del tiro exterior y se fue quedando sin gol. Canavessi asumió demasiado juego lejos del aro y no fue productivo para un equipo playero que vio como su rival fue acortando diferencias de a poco. Jugando con paciencia y revirtiendo mejor la pelota fue como Unión encontró las anotaciones suficientes como para reaccionar. Santiago Álvarez anotó 13 puntos en el cuarto (entre ellos 3 triples) y lideró un parcial de 17-4 que le permitió al equipo visitante irse 3 arriba al descanso largo (37-40).

Con un doble convertido por Federico Ambrosini Unión comenzó mejor el tercer cuarto y abrió la máxima de 5 puntos. Malvín comenzó a buscar a Canavessi cerca del aro, encontró un triple de Leandro García y colocó un parcial de 8-0 que le permitió pasar por 3. El reingreso de Lucas Sierra para defender a García fue un problema para un Malvín que volvió a quedarse sin gol y que no pudo aprovechar las corridas de cancha que generó en defensa. Facundo Cuppulo fue el líder ofensivo de un Unión que, con un nuevo triple de Álvarez, colocó un parcial de 9-4 y logró pasar por 2 a 4’30” del final. Felipe García fue el encargado de sacar a Malvín de ese mal momento, al buen trabajo que realizó durante gran parte del partido en la organización del equipo le agregó cinco puntos consecutivos que fueron importantes en un parcial de 13-2 que llevó al local a pasar por 9 con 1 minuto del tercer cuarto por jugar. García volvió a ser influyente en su equipo, se animó a atacar el aro, sacó faltas importantes y fue el otro referente ofensivo que tuvo el azul de la playa en este parcial. Igualmente el azulgrana logró cerrar mejor el cuarto y es que no solo se puso a seis de cara al último chico sino que además logró sacarle la cuarta falta personal a Leandro García.

Desde la defensa de su rebote y con Nicola Pomoli como referente ofensivo Malvín colocó un parcial de 7-2 en el comienzo del último chico, sacó 11 y pareció liquidar el juego. Sin embargo, hubo lugar para una reacción más del azulgrana. El partido comenzó a entreverarse, las pérdidas se hicieron frecuentes en ambos lados de la cancha y el score se movió poco. Malvín, en el intento de liquidar rápido el juego, se apuró en reiteradas ocasiones y le dio vida a un Unión que sin grandes virtudes, más allá de algún emparejamiento defensivo como podía ser la defensa de Juan Tito sobre Leandro García, aprovechó esa desesperación rival y se fue acercando en el tanteador. Facundo Cuppulo y Lucas Sierra lideraron un parcial de 7-0 que le permitió a Unión colocarse a 4 con 3 minutos por jugar. Un minuto de tiempo solicitado por Enrique Parella, entrenador de Malvín, ordenó un poco a un equipo playero que corrió mejor la cancha y que logró anotar en un par de ofensivas consecutivas que le permitieron mantenerse arriba en el tanteador pese a seguir recibiendo puntos de un equipo azulgrana que luchó hasta el final pero que no pudo.

En el ganador se destacaron los 30 puntos convertidos por un Leandro García que fue bien secundado por Franco Canavessi con 18 mientras que en el perdedor el destacado fue Santiago Álvarez que anotó 23 puntos.

Deja un comentario