LA SORPRESA DE MUCHOS

Defensor Sporting se consagró como campeón del Torneo Sub23 tras vencer a Trouville con un ajustado 69-65. El fusionado cumplió una excelente tarea defensiva durante todo el juego pero además tuvo en Imanol Asaravicius el gol suficiente como para cerrar mejor un partido que fue muy parejo en el cierre.

El comienzo fue todo para Defensor. Desde atrás, desde la defensa el conjunto fusionado logró abrir diferencias rápido en el encuentro. Trouville intentó generar desde un Nicolás Álvarez que fue bien controlado por Imanol Asaravicius y por la defensa de un Defensor que fue inteligente a la hora de cambiar de hombre en las diferentes cortinas que colocaba el rival para que recibiera “cocochito” y que cuando tuvo la oportunidad de atrapar lo hizo muy bien. Los internos del rojo también eran controlados y es que en ese primer cuarto Ignacio y Matías Guerra fueron mucho más, en ambas pinturas, que Guillermo Bruni y Hernando Cáceres. El déficit de la defensa violeta fue el lanzamiento exterior, Trouville, tras buenas rotaciones, encontró lanzamientos desde más allá de los 6.75 metros bien parado pero no tuvo buenos porcentajes y no logró sumar tampoco por esa vía. El poco gol que tuvo el equipo dirigido por Augusto Pons en esos primeros minutos fue el generado por un Manuel Romero que cada vez que penetró hizo algo para su equipo. A todo este buen trabajo defensivo de Defensor Sporting hay que agregarle el orden ofensivo que tuvo y es que fue efectivo a la hora de correr la cancha, lastimó mucho con las penetraciones y descargas y tuvo en Marcelo Nessi a la figura necesaria como para colocar un parcial de 19-8 en los primeros minutos del partido marcando un dominio que pocos esperaban. Jugando desde las cortinas directas para Manuel Romero en el eje de la cancha Trouville encontró los primeros tiros a distancia en las manos de un Álvarez que anotó un triple y un doble a distancia y que le aportó el gol suficiente a su equipo para acercarse un poco en el tanteador y terminar el primer chico 15-23 abajo.

El segundo cuarto tuvo un comienzo sin mucho atractivo. Trouville ajustó el trabajo de ayudas del lado contrario, relegando un poco más el triple ante un Defensor que no tiene como principal virtud el lanzamiento exterior, y logró bajar el promedio de puntos por minuto que venía recibiendo. Igualmente, Trouville no podía demostrar esa mejoría defensiva en el tanteador porque a la hora de atacar seguía siendo neutralizado por su rival. Defensor encontró resultado en una defensa step en las cortinas directas rivales, no permitió que los perimetrales rivales gravitaran (un gran trabajo defensivo tanto de Asaravicius como de Andrés Aristimuño pero también del equipo que fue inteligente a la hora de leer las diferentes situaciones que se le presentaron) y se mantuvo arriba en el tanteador. Encontrando alguna corrida de cancha, tras robos en primera línea, el violeta recuperó 10 de ventaja. El que creció fue Bruni, en un Trouville que comenzó a cargar la pintura y encontró resultados. Con descargas cortas tras rompimientos y con pases al poste Bruni creció y fue el encargado de que su equipo se pusiera a cinco puntos con 3 minutos por jugar del segundo chico. Imanol Asaravicius y Marcelo Nessi volvieron a anotar en un Defensor que sacó la máxima de 12 y que se fue 10 arriba al descanso largo.

Ambos comenzaron defendiendo en zona 2-3 el segundo tiempo y el partido cayó. Los dos tuvieron problemas para atacar la zona rival y el score se movió poco. Defensor, con alguna semi-penetración que terminó con tiros de cuarta, fue el primer en superar la defensa que le colocó un Trouville que vio como el fusionado se le alejaba más en el tanteador y sacaba la máxima de 14. Volviendo a defender en hombre y con el crecimiento de un Hernando Cáceres que no había aparecido en el  partido todavía fue como el rojo de Pocitos reaccionó. Cáceres fue fundamental en ambas pinturas. Dio las ayudas necesarias en defensa, no permitió que los internos rivales lastimaran y en ofensiva aportó puntos fundamentales en un Trouville que encontró tres triples consecutivos y que colocó un parcial de 18-4 que le permitió igualar el encuentro en 46 de cara a los últimos 10 minutos de básquetbol. El trabajo de ayudas del lado contrario de Trouville fue muy bueno y le permitió controlar a la ofensiva de un Defensor que no solo no pudo  convertir ante defensa plantada sino que tampoco pudo correr la cancha porque las ofensivas de su rival comenzaron a entrar.

Manteniendo el trabajo defensivo en un partido que había bajado bastante su nivel y encontrando gol tanto en las manos de Manuel Romero como en las de Hernando Cáceres fue como Trouville logró sacar 5 de ventaja a 5 minutos del final. El rojo parecía tener liquidado el partido pero se dio la cuarta falta personal de Cáceres y Augusto Pons lo sacó de la cancha. Aprovechando esta salida Defensor salió a cargar abajo y encontró, junto con un triple de Asaravicius, un parcial de 6-0 que le permitió pasar por 1 a tres minutos del final. Como respuesta al triple de Imanol, Hernando Cáceres, que recién había vuelto a la cancha, anotó un triple que le devolvió el liderazgo del tanteador a  su equipo. Por si fuera poco, se dio la quinta falta de un Matías Guerra que si bien no había sido fundamental en ataque si lo había sido en defensa. El fusionado perdía por 2 con menos de dos minutos por jugar y vio como una de sus figuras dejaba la cancha. Un doble, tras rebote ofensivo, de Andrés Aristimuño le dio el empate a Defensor Sporting. Dos libres convertidos por Guillermo Bruni le permitieron a Trouville volver a pasar por dos. El que volvió a aparecer fue Imanol Asaravicius que colocó un nuevo triple e hizo que Defensor pasara por 1 con menos de1’30” por jugar. Con un libre Hernando Cáceres empató el partido a 45” del final. Imanol tomó la responsabilidad de esa ofensiva, jugó el 1X1 y terminó con un doble cerca del aro que le dio dos de ventaja a su equipo a 22 segundos del final. Trouville tuvo la última, la trabajó para Hernando que recibió posteado pero cuando fue a definir se encontró con una tapa de Ignacio Guerra que le impidió anotar. El rebote igual fue para un Trouville que movió bien la pelota, encontró a Alex López solo de tres pero no pudo convertir y terminó perdiendo la final en esa ofensiva.

 

Deja un comentario