LE SOBRÓ UN TIEMPO

Sayago venció a Aguada en infantiles con un contundente 73-53. El equipo del norte dominó todo el trámite en base a una efectiva presión estirada en toda la cancha que propuso desde el primer minuto de juego y gracias al juego ofensivo tanto de Mateo Dogliotti como de Joaquín Pérez. El aguatero intentó reaccionar en diferentes momentos pero no pudo.

Foto0435

El inicio del juego pareció tener solo a Sayago en cancha. El equipo del norte de nuestra capital colocó un parcial de 22-6 en los primeros 8 minutos de basquetbol y se mostró muy sólido en cancha. Estirando una presión en todo el campo de juego desde el primer minuto y corriendo mucho la cancha los dirigidos por Mauricio Rodríguez le pasaron por arriba a su rival. Las veces que Aguada logró superar la presión se encontró con un buen trabajo de ayudas del lado contrario que le impidió anotar y con una buena defensa de Santiago Olivera sobre Ignaico Castro que le impidió anotar con facilidad en ese comienzo. Mateo Dogliotti manejó bien los hilos de un equipo de Sayago que parecía liquidar demasiado temprano el encuentro. Aguada tuvo unos minutos de reacción, fue más vertical en su juego, encontró puntos en las manos de Mateo Moraes y, tras un parcial de 6-0, logró cerrar el primer chico 10 abajo (12-22),

El segundo cuarto mostró más de lo mismo. Sayago siguió complicando con la presión, continuó corriendo la cancha y a todo esto le sumó triples en las manos tanto de Dogliotti como de Joaquín Perez que fueron los líderes ofensivos mediante los cuales su equipo colocó un parcial de 19-4 y sacó la máxima de 25 a 3 minutos del descanso largo. Aguada parecía no estar en cancha, tuvo muchos problemas para salir de la presión, realizó un mal trabajo de balance defensivo y no pudo ante un Sayago que estaba en una buena tarde en materia ofensiva. Sayago continuó haciendo un buen trabajo de ayudas del lado contrario, impidió que Castro gravitará en los momentos que estuvo en cancha con una asfixiante defensa personal y complicó mucho a su rival. Luego de un minuto de tiempo solicitado por Rodrigo De Armas, entrenador de Aguada, el equipo aguatero comenzó a salir mejor de la presión, empezó a trabajar desde las semi-penetracioens con descarga y, pese a no tener los mejores porcentajes en tiros a distancia, logró cerrar mejor el primer tiempo. El local logró irse al descanso largo 21 puntos abajo (23-44).

El segundo tiempo comenzó más parejo. Aguada salió con otra intensidad defensiva a jugar los segundos veinte minutos de básquetbol, comenzó a presionar en toda la cancha y cambió la tónica del encuentro. Pese a controlar un poco más a su rival, Aguada volvió a tener bajos porcentajes en sus tiros y no pudo acortar una diferencia que Sayago logró estirar mediante la salida de cortinas indirectas que mucho resultado le dio durante todo el partido. El equipo del norte colocó un parcial de 5-1 y recuperó la máxima de 25 que había tomado en el segundo chico. Ignacio Castro comenzó a asumir la responsabilidad ofensiva de su equipo y el partido volvió a cambiar. Castro no solo anotó para su equipo sino que también asistió a sus compañeros y, junto con Agustín Ramírez, fue la figura que llevó a Aguada a colocar un parcial de 11-0 y ponerse a 14. Federico Bentancort ingresó en el visitante, colocó 4 puntos consecutivos y le dio tranquilidad a un Sayago que recuperó 18 de renta. Un doble convertido por Ramírez hizo que la diferencia de cara al último chico sea de 16 en favor de Sayago.

Ignacio Castro se sintió en el final del tercer chico, debió salir de la cancha, no volvió a ingresar y a Aguada le costó mucho más. Ramírez continuó siendo figura en el local pero no pudo ante un Sayago que repartió bien el goleo, que continuó presionando con efectividad y que rápidamente recuperó 23 de renta liquidando el partido.

En el ganador se destacaron los 19 puntos convertidos por un Mateo Dogliotti  que fue bien secundado por Joaquín Pérez con 13 mientras que en el perdedor el destacado fue Leonardo Margosian con 15 puntos

Deja un comentario