CASI SIN SUFRIR

Hebraica Macabi venció a Biguá en infantiles con un holgado 75-65. El equipo macabeo dominó el trámite desde el comienzo y no necesitó sufrir demasiado, más allá de una reacción de Biguá en el comienzo del último chico, para ganarle al pato en su casa. Este triunfo le permite seguir invicto y primero con un partido menos (vs Malvín).

 

El partido comenzó mejor para Hebraica. Biguá intentó presionar en toda la cancha desde el primer minuto pero se encontró con un equipo macabeo que trabajó bien la salida contra presión, que encontró en las manos de Pierino Rusch y de Enzo Curadozzi seguridad en el traslado y que encontró varios puntos de bandeja a partir de esas “escapadas”. Rusch fue el principal anotador de un Hebraica que concretó un parcial de 14-4 en los primeros 5 minutos de basquetbol. Luego de un minuto de tiempo solicitado por Alejandro Gava Biguá dejó de presionar, se ordenó en ofensiva y empezó a encontrar gol con Nicolás Andreoli asumiendo. Igualmente, Hebraica continuó teniendo a Rusch como figura y tuvo en su juego el gol necesario como para seguir arriba y estirar la máxima a 11 de cara al segundo chico (21-10). Biguá intentó generar a partir de las cortinas directas para Hernán Álvarez pero no logró lastimar a un Hebraica que realizó un buen trabajo en la contención del 1X1 y en las ayudas del lado contrario como para impedir que el pato lo lastimara en la pintura. Los porcentajes en tiros a distancia no fueron los mejores para un equipo local que apenas anotó 10 unidades en el primer chico.

En el segundo cuarto las cosas cambiaron. El que Biguá no presionara obligó a Hebraica a atacar contra defensa plantada y no fue lo mismo. Entre Nicolás Vázquez y Facundo Aguirregaray lograron hacer que Rusch no desnivele tanto y eso complicó a un macabeo que comenzó a bajar sus porcentajes, que no pudo lastimar con segundos tiros (cosa que hizo muy bien durante gran parte del primer chico) y que vio como Biguá, corriendo la cancha, acortó la diferencia a 3 luego de un parcial de 9-1. Hebraica volvió a encontrar corridas de cancha, desde la defensa de su rebote tanto Martín Ghindelschi como Brian Gutiérrez le aportaron puntos de contraataque a un Hebraica que con esto dejó sin gol a su rival. Biguá dependió demasiado del contraataque para anotar y al no poder sacarlo se quedó sin gol y recibió un parcial de 13-5 que le dio la máxima de 12 al visitante. Aguirregaray asumió las ofensivas de su equipo y lideró un 7-2 que le permitió al local colocarse a 7. Un libre convertido por Gastón Devia dejó la diferencia en 8 puntos de cara al descanso largo.

Desde el buen trabajo defensivo Hebraica continuó dominando el juego. Nuevamente la contención de las penetraciones y las ayudas del lado contrario fueron lo suficientemente efectivas como para que el pato no lo lastime en la pintura y como para mantenerse arriba en un tanteador que se movió poco en el comienzo del segundo tiempo y es que el macabeo defendió muy bien pero no aprovechó los permanentes contraataques que generaba. Pierino condujo al equipo en forma excelente durante este cuarto, Ghindelschi volvió a rendir en ofensiva, Devia se adueño de los rebotes, lastimó con segundos tiros y el macabeo logró colocar un parcial de 18-6 que le permitió estirar la máxima de 20 a 3 minutos del último cuarto. El reingreso a la cancha de Guillermo Vogel le permitió a Nicolás Andreoli pasar a jugar de ala-pívot, escapar de la defensa de Devia y lograr así volver a ser figura ofensiva de su equipo, anotar 4 puntos y liderar un 6-0 que le permitió a su equipo encarar los últimos 10 minutos de basquetbol solo 14 puntos abajo.

 

 

Biguá volvió a presionar en toda la cancha, continuó teniendo a Andreoli como figura ofensiva y colocó un parcial de 7-2 que le permitió colocarse a 9. El partido había cambiado y ya nadie se acordaba de la diferencia de 20 que supo tener el macabeo en el tercer chico sin embargo, Pierino Rusch se colocó el equipo al hombro, asumió la responsabilidad ofensiva y colocó 9 puntos que llevaron a su equipo a sacar 14 con 3 minutos por jugar y liquidar el encuentro.

En el ganador se destacaron los 27 puntos convertidos por un Pierino Rusch que fue bien secundado por Gastón Devia con 14 mientras que en el perdedor el destacado fue Hernán Álvarez con 18 unidades.

Deja un comentario