SE DIO LA LÓGICA

Hebraica Macabi venció a Biguá en juveniles con un ajustado 86-84. El macabeo dominó el partido con cierta tranquilidad y es que a partir del segundo cuarto estuvo siempre arriba con diferencias que oscilaban entre los 7 y los 14 puntos pero el pato logró acercarse sobre el final y le dio un buen susto a este Macabi.

Hebraica sub20

Foto: Programa formativas del basquetbol

El inicio del juego fue favorable a Hebraica. Octavio Medina era desequilibrante con sus rompimientos, generalmente después de recibir alguna cortina directa, la defensa en zona 3-2 con atrapes le funcionaba muy bien y Hebraica colocó un parcial de 11-5 en los primeros minutos de basquetbol (8 de esos 11 puntos los convirtió Medina). Luego de un minuto solicitado por Juan Rovira, Biguá comenzó a defender diferente. Salió a atrapar luego de las cortinas directas, mejoró el trabajo de ayudas del lado contrario y obligó a Hebraica a terminar la mayoría de sus ofensivas con tiros a distancia. Los porcentajes no fueron los mejores para el macabeo, Biguá defendió bien su rebote y comenzó a plantear un juego más dinámico que no dejó plantarse en zona a un equipo local que se había quedado sin gol. Los ataques rápidos, liderados por Juan Galleto y Martín Pierri, le permitieron a Biguá colocar un 13-4 y pasar por 3. Rodrigo Pintos asumió la responsabilidad ofensiva de Hebraica en el cierre del primer chico, anotó cuatro puntos consecutivos y lideró un 6-0 que le permitió al macabeo terminar el primer período 3 arriba (21-18).

El segundo chico comenzó mejor para un Hebraica que logró colocar un parcial de 9-2 y sacar la máxima de 10. Pese al triángulo dos (con la referencia personal de Pierri sobre Agustín Viotti y de Ignacio Marra sobre Medina) con el que defendía Biguá, el macabeo hizo las cosas bien en defensa y continuó dominando el juego. Con el ingreso de Martín Couñago por Juan Galleto, cometió su tercera falta personal en el primer cuarto, el pato ganó en orden ofensivo pero igualmente no logró superar a la defensa que ejercía su rival. Rovira envió a la cancha a Martín Rojas y Facundo Grolla como para tener mayor peso en la pintura pero Hebraica se cerró en una zona 2-3 que no permitió que los internos rivales gravitaran. Además, volvió a encontrar gol en las manos de un Octavio Medina que leyó bien la salida del trap defensivo luego de las cortinas directas y logró que su equipo estirara la máxima a 13 puntos (40-27). Hebraica cerró el primer tiempo defendiendo cuadrado uno (con la referencia personal de Martín Pierri sobre Octavio Medina) y logró, con puntos de Rojas y Marra, colocar un parcial de 9-3 que lo llevó al descanso largo apenas 7 abajo (43-36).

Los equipos cambiaron gol por gol en el comienzo del tercer cuarto. Se hizo un partido parejo donde de un lado lastimaban los rompimientos de Medina mientras que del otro se generaba a partir de los 1X1 de Galleto. La diferencia no crecía a favor del local hasta que Juan Galleto cometió su cuarta falta y debió salir de la cancha. El pato se quedó sin generación de juego y se fue quedando sin gol. Nuevamente Medina se vistió de figura y lideró un parcial que le permitió al local volver a sacar 14. Biguá comenzó a trabajar bien atrás, Martín Pierri logró anular a Medina en el cierre de este tercer chico pero el principal problema del pato era la ofensiva donde no encontraba gol y donde no lograba explotar lo que generaba en defensa. Aprovechando esta carencia ofensiva fue que de a poco Hebraica estiró la máxima a 14 (66-52) y se mostró tranquilo en cancha. Igualmente el pato cerró mejor el cuarto y, lastimando con algunas semi-penetraciones y descargas cortas para los internos, colocó un 6-0 que le permitió encarar los últimos diez minutos de basquetbol 8 puntos abajo (66-58).

Desde una defensa que comenzó a preocuparse mucho más por la pintura y que trabajó bien las ayudas del lado contrario, Hebraica corrió la cancha y colocó un 8-3 que lo llevó a sacar 13 de diferencia. Biguá estiró una presión en toda la cancha y volvió a encontrar resultados defensivos pero a la hora de atacar no siempre tomó las mejores decisiones y no logró acortar la diferencia a menos de 9. Hebraica, con algunas “escapadas” de la presión que terminaron con puntos de bandeja, dominó tranquilo el trámite y pareció liquidarlo cuando a falta de 2’30” y volvió a sacar 13 tras un doble con falta incluida anotado por Julián Zachow. Hebraica buscó cerrarlo en manos de Medina pero Biguá lo defendió bien, no permitió que anotara sobre el final y complicó más de lo que se esperaba a su rival. El macabeo no convirtió en las siguientes tres ofensivas, luego de haber sacado 13, recibió un triple, dio faltas que no debería haber dado y el pato aprovechó esto para ponerse a 7 con un minuto por jugar. Hebraica erró libres, tomó malas decisiones y le dio vida a un Biguá que llegó a ponerse a 2 con pocos segundos por jugar. Igualmente Hebraica puso la pelota en juego y se terminó el encuentro con victoria de los amarillos.

El goleador en el ganador fue Octavio Medina con 34 puntos bien secundado por Rodrigo Pintos con 16 mientras que en el perdedor el goleador fue Juan Galleto con 18 unidades.

Deja un comentario