“La idea es que los chicos lleguen con la madurez necesaria para el torneo”

Javier Isis, asistente de Luis Pierri en las selecciones formativas, dialogó con nosotros sobre la preparación del pre-mundial U18 y todo lo que rodea al grupo de la generación 96. De la actualidad del plantel, del grupo de Uruguay, de los partidos claves y de varias cosas más hablamos con un Javier que es el encargado del scouting de los rivales de los celestes en el torneo.

1526945_587335881346904_2037745894_n

¿Cómo ves a la pre-selección U18?

Los veo muy bien, están entrenando muy bien. Todo esto es un proceso que arrancó el 20 de enero y hemos visto una evolución importante en el grupo desde el arranque hasta hoy. En este tiempo de trabajo se fueron dando los cortes pero también la observación de chicos de esta generación que era necesaria tanto para Luis (Pierri) como para mi que pese a estar en el proceso que terminó con la disputa del Sudamericano U17 del año pasado había jugadores que no conocía. La instancia de observación fue buena y nos permitió sacarnos algunas dudas. Si te fijas en el plantel, hasta hoy tenemos chicos que no habían participado del Sudamericano y eso marca que fue algo bueno pasar por la primer etapa de observación. Hasta ahora el proceso es positivo.

¿Vienen conformes con como se están dando los tiempos de la preparación?

Si, muy conformes. Los tiempos vienen bien. A medida que pasen los días nos vamos a ir afinando y le vamos a terminar de sacar provecho a esta preparación que venimos encarando desde el 20 de enero. Ahora que ya conocemos la fecha del torneo y lo rivales que vamos a enfrentar por lo que de a poco nos vamos enfocando en la preparación concreta de los partidos contra los rivales que vamos a tener en este torneo.

Tuviste la oportunidad de trabajar en el Sudamericano U17 del año pasado con esta generación. A la hora de compararlo con el del año pasado ¿Ves mejorado el grupo? ¿En qué aspectos crees que cambió?

No me gustaría comparar porque creo que son procesos y, en algunos casos, chicos diferentes. Pasaron varios meses de la disputa del Sudamericano y eso lleva a un crecimiento y una maduración en los chicos que los hace cambiar, y sobre todo en estas edades. Igualmente creo que en líneas generales hubo un crecimiento, una evolución.

Hace unas semanas atrás se conocieron los rivales de Uruguay para el pre-mundial ¿Cambiaron en algo los entrenamientos desde ese momento?

Mejoró tanto la motivación como la concentración. Cuando se van acercando las fechas y los chiquilines son consientes de la fecha del torneo, de los rivales y a lo que vamos a apuntar se motivan cada vez más.

¿Que sensaciones te dejó el grupo que le tocó a Uruguay para el pre-mundial?

La sensación es buena. Luego de saber los rivales comencé a trabajar en ellos, yo ya tengo una “hoja de ruta” mediante la cual me guió siempre y estoy trabajando. A Argentina ya lo conocemos, Estados Unidos suponemos que va a mostrar una tendencia de lo que vino a Maldonado el año pasado y México nos estamos basando en la participación que tuvieron en el centro-basquet U17 del año pasado. A medida que pasen los días y se definan los jugadores que participarán y los entrenadores que dirigirán en el torneo vamos a ir avanzando en el estudio de lo que son los rivales. Más allá de quién sea el rival el objetivo es crecer. Nosotros tenemos que ir con una idea de juego a jugar ante todos y con una identidad, la identidad es muy importante. Que los chicos tengan una identidad de juego y que se lleven de este proceso un crecimiento importante, que ojala lo puedan coronar con una buena actuación y la clasificación en este torneo, es nuestro verdadero objetivo. Creo que sería muy bueno que todo el proceso de estos chicos, que pasaron por Sudamericanos y por mucho entrenamiento, se corone con la clasificación en este torneo. La idea es que los chicos lleguen con la madurez necesaria para el torneo.

El sorteo del fixture dejó el duelo entre Argentina y Uruguay como un partido clave. A la hora de pensar en ese partido ¿Qué tanto pesa lo que pasó en Salto el año pasado?

Con ellos tuvimos cuatro partidos el año pasado, además de los dos juego por el torneo tuvimos dos amistosos previos en Chajarí, y tanto en los primeros dos amistosos como en el juego por la fase de grupos pudimos hacerle partido, generamos un encuentro de ida y vuelta y los lastimamos por diferentes lados. Después a la final llegamos con un desgaste anímico importante y no la pudimos encarar de la mejor manera pero no debemos pensar en ese último partido sino que nos tenemos que concentrar en que si estamos concentrados y llegamos con la madurez necesaria al torneo vamos a poder hacerle partido y, porque no, llevarnos el punto. Las realidades son diferentes, mientras ellos están en Europa preparando el torneo nosotros estamos en Capitol pero igual nosotros estamos acostumbrados a lograr grandes cosas con poco. Argentina es una potencia a nivel mundial, se puede decir, y acostumbra prepararse para los mundiales mientras nosotros nos preparamos para que nos vaya bien en los Sudamericanos y podamos ir a un pre-mundial. El objetivo de ellos es el mundial y el nuestro es clasificar a un pre-mundial. Esas cosas pesan y nos llevan a respetar a Argentina. Pese al respeto que le podamos tener, son 40 minutos y cualquier cosa puede pasar. Nosotros estamos acostumbrados a hazañas deportivas pese a los objetivos. Tenemos que tomar todo esto que parece negativo y transformarlo en positivo para los chicos. Igualmente si nosotros le ganamos a Argentina pero perdemos con México, todo esto no sirvió de nada así que debemos enfocarnos en ir juego a juego, día a día. La historia dice que le hemos ganado a Argentina en momentos definitorios y creo que podemos vencerlo en un pre-mundial.

Deja un comentario