SU PRIMER TRIUNFO

Defensor Sporting venció a Unión Atlética en cadetes y logró su primer triunfo de la temporada en la categoría. El triunfo violeta fue en cifras de 102-89 ante un equipo azulgrana que terminó jugando con 2 jugadores. El visitante dominó el primer tiempo, sufrió el tercer cuarto pero lo cerró mejor y ganó.

Foto0426

El partido comenzó mejor para Defensor Sporting. El fusionado estiró una presión en toda la cancha con permanentes atrapes que le permitió dejar con poco gol a su rival en el inicio. En el intento de correr la cancha y escapar rápido de la asfixiante presión rival Unión terminaba apurándose, forzando situaciones y perdiendo muchas pelotas en el comienzo. Defensor, generando desde las cortinas directas, encontró puntos en las manos de Rafael Matilla en la pintura, de Lucas Guerra a distancia y colocó un parcial de 13-4 en los primeros 4 minutos de basquetbol. Luego de un minuto de tiempo solicitado por Martín Sedes, entrenador azulgrana, el local comenzó a atrapar en las cortinas directas, trabajó con mayor paciencia las ofensivas, corrió bien la cancha y puso un 14-5 que le permitió igualar el partido en 18 cuando restaban 2 minutos para que terminará el primer chico. Dentro de ese parcial del azulgrana se destacó un Facundo Ibarra que anotó 9 unidades en el cuarto. Unión pasó a defender en zona 2-3 pero esta no le fue efectiva y es que Defensor comenzó a atacar el aro y, volviendo a tener a Guerra como principal vía de gol, colocó un 7-0 que lo llevó a sacar 7. Un libre convertido por Ibarra dejó las acciones 25-19 a favor del fusionado de cara al segundo cuarto.

Unión Atlética tuvo un mejor comienzo de segundo cuarto. La zona 2-3 le comenzó a dar resultados y eso lo llevó a hacer mejor las cosas en ataque. Lucas Consani generó juego desde sus rompimientos y no solo goleó sino que también asistió bien a un Facundo Ibarra que aprovechó bien las descargas, que colocó cuatro puntos consecutivos y que fue figura dentro de un parcial de 12-4 que le permitió al local pasar por 2 cuando restaban 4 minutos para que terminara el primer tiempo. Defensor tuvo un cierre de cuarto arrollador. La salida de la cancha de Consani, luego de haber tomado una serie de malas decisiones consecutivas, dejó sin gol a Unión Atlética y el fusionado retomó el liderazgo del tanteador. Con el destaque ofensivo de un Lucas Guerra que convirtió 13 puntos en el segundo cuarto el visitante colocó un parcial de 18-4 que le permitió pasar por 12 de cara al descanso largo.

Nuevamente Guerra era el destacado en el comienzo del tercer chico, ya no solo anotando sino que también asistiendo y a partir de él Defensor colocó un parcial de 6-2 que le permitió estirar la máxima a 16. Unión planteó una zona 1-3-1 estirada en toda la cancha con permanentes atrapes que le dio mucho resultado a los dirigidos por Sedes. Nuevamente con corridas de cancha, con segundos tiros y permanentes rompimientos hacia el aro tanto de Consani como de Ibarra el azulgrana colocó un parcial de 19-4 que lo llevó a ponerse a uno cuando quedaban 3 minutos para que terminara el tercer chico. Defensor volvió a encontrar gol en las manos de un Guerra retomó  la responsabilidad ofensiva de su equipo y puso un 6-0 que le dio aire al equipo violeta. Igualmente, el local cerró mejor el tercer chico, tras 4 puntos de Ibarra, puso un 6-0 y quedó tan solo a un punto (62-63) de cara a los últimos diez minutos de basquetbol.

Con un doble convertido por Facundo Ibarra Unión Atlética pasó por un punto en el comienzo del último chico. Unión mantuvo la zona 1-3-1 estirada en toda la cancha pero esta ya no fue tan efectiva. El fusionado comenzó a trabajar con más paciencia las ofensivas, movió bien la pelota, encontró más gol en las manos de Guerra y colocó un parcial de 9-1 que lo llevó a pasar por 7. Luego de un minuto de tiempo solicitado por Sedes Unión ajustó la defensa, mantuvo la zona pero se cerró un poco más para que no lo lastime tanto Guerra y encontró resultados. El azulgrana defendió bien su rebote corrió la cancha al ritmo de Ibarra, encontró puntos a distancia en las manos de Joaquín Álvarez y colocó un parcial de 19-5 que lo llevó a pasar de perder por 7 a ganar por 7 (84-77) con 3 minutos por jugar. Lucas Guerra volvió a asumir la responsabilidad de su equipo, tomó las ofensivas para él y no solo generó juego sino que se encargó de que los dos internos de Unión (Joaquín Álvarez y Diego De Araujo) salieran de la cancha por cometer su quinta falta personal. Si bien Guerra no tuvo los mejores porcentajes en sus penetraciones, Rafael Matilla tomó 2 rebotes ofensivos claves que le permitieron a Defensor empatar el partido cuando quedaban 1’20”. Unión perdió la pelota y en la ofensiva violeta fue cortado un Guerra que fue el encargado de colocar el triple que había empatado el juego anteriormente. Lucas convirtió el primero y le dio uno de ventaja a su equipo con 40” por jugar. Antes de que el alero de Defensor tirara el segundo libre hubo un cambio de posiciones entre los reboteros para intentar sacar alguna ventaja que terminó con un técnico pitado a Lucas Consani. El técnico fue la quinta falta del alero azulgrana que cuando se disponía a salir de la cancha tuvo un intercambio de palabras con Guerra que terminó con un intento de agresión por parte de Consani hacia el jugador fusionado. Ante esta situación todos los jugadores de ambos bancos, y algunas personas que estaban en la tribuna, se metieron en la cancha pero la cosa no pasó a mayores. Los ánimos se fueron calmando y los árbitros dispusieron continuar con el partido. El problema era: ¿Cómo continuaba? Era seguro que Defensor debía lanzar 3 tiros libres (el segundo de la falta y los dos del técnico) y luego tendría la posesión. La dupla arbitral decidió expulsar a los dos bancos de suplentes además de a Lucas Consani por agresión sobre el jugador número 13 de Defensor. Eso terminó en 5 libres y pelota para el fusionado. El hecho de que Consani estuviera en cancha y fuera expulsado llevó a que Unión quedará con cuatro jugadores en cancha. Lucas Guerra anotó 4/5 en libres, su equipo sacó 5 a 40” con la pelota y luego se encargó de cerrarlo en base a libres ante un Unión Atlética que vio como dos de sus jugadores cometieron su quinta falta personal y terminó jugando con 2 cadetes en cancha.

En el ganador se destacaron los 47 puntos convertidos por un Lucas Guerra que fue bien secundado por Rafael Martilla con 17. En el perdedor el goleador fue Facundo Ibarra con 39 puntos.

Deja un comentario