SALIÓ DE ZAPATERO

Larrañaga consiguió su primer triunfo en juveniles tras vencer a Biguá con un holgado 83-71. El equipo de la calle Francisco Simón dominó el tanteador durante casi todo el partido y fue justo ganador del punto que se disputó en Villa Biarritz. El pato sigue sin poder ganar en sub20 donde no ha demostrado mucho en estas tres fechas.

Larra 2

FOTOS: “Formativas del basquetbol”

Biguá comenzó el partido intentando generar desde los rompimientos de Juan Galleto. Juan logró romper la primera línea rival en varias oportunidades y descargó bien ante el cierre de la defensa rival pero el pato tuvo malos porcentajes en los tiros a distancia y no logró sumar en esos primeros minutos. Desde la defensa de su propio rebote Larrañaga logró correr la cancha y colocó un 8-2 en los primeros 3 minutos de partido. Nicolás Riani fue el encargado de defender a un Maximiliano Botta que generalmente colocó las cortinas directas para que Galleto genere, Riani cambió de hombre en esas situaciones y no permitió que se genere ventaja a partir de esa acción que tanto utilizó el local por momentos. El pato encontró dos triples desde el banco, uno de Martín Couñago y otro de Maximiliano Pons, y colocó un 8-4 que le permitió ponerse a 2 puntos. La salida de la cancha de Galleto dejó sin generación a un Biguá que quedó limitado a lo que pudiera hacer a partir de las salidas de indirectas tanto de Couñago como de un Martín Pierri que no estuvo en su mejor noche. El visitante cambió en gran parte de estas cortinas indirectas y no permitió que su rival lo lastimara por ese lado. Jugando desde el posteo de Santiago Álvarez fue como el equipo dirigido por Gonzalo Fernández colocó un 6-0 y se fue ocho puntos arriba. Un doble de Pierri acortó a seis la diferencia pero, sobre la chicharra, Federico Álvarez anotó un triple para la visita que le permitió irse 9 arriba al segundo cuarto (12-21).

Larrañaga salió al segundo cuarto a defender en zona 2-3. El visitante encontró efectividad en los tiros de cuarta distancia y puso un 4-1 que le permitió tomar 12 de renta en el primer minuto del segundo chico. Biguá estiró una presión en toda la cancha a partir de la cual encontró robos en primera línea, pudo correr y volvió a reaccionar. Con dos corridas consecutivas y un triple de Galleto el pato colocó un 7-0 y volvió a quedar a 5 unidades. Haciéndose fuerte en defensa, manteniendo la zona que tantos problemas le generó a un Biguá que abuso del tiro exterior sin efectividad, fue como el equipo de la calle Francisco Simón dejó sin gol a su rival y volvió a estirar las diferencias a un número de doble dígito. Cuando no corría la cancha el equipo visitante jugaba desde un Santiago Álvarez que, sin ser una clara vía de gol, fue clave en un parcial de 11-3 que le permitió a Larrañaga sacar 13 (36-23) a 3 minutos del descanso largo. Una serie de errores del “Larra” le permitieron al local acortar las diferencias de cara al segundo tiempo. Larrañaga no supo salir de la presión con atrapes que estiró su rival, volvió a defender al hombre, permitió rompimientos de Galleto y recibió un 5-0 que dejó el partido 28-36 al término de los primeros 20 minutos de basquetbol.

Larrañaga continuó con la zona 2-3 que tanto resultado le dio y volvió a encontrar soluciones ofensivas. Camilo Mariño aportó puntos consecutivos y fue el líder a partir del cual el visitante colocó un 7-3 y sacó 12 nuevamente. Si bien Biguá llegó a ponerse a 8, gracias a la gran defensa de Juan Galleto sobre un Federico Álvarez que fue la principal vía de gol de su equipo en el segundo cuarto, el visitante dominó gran parte del segundo chico. La defensa en zona y los puntos de un Mateo Sarni que cada vez era más importante para Larrañaga le permitían a los de la calle Francisco Simón mantener el dominio del encuentro y sacar 14 (41-55) de máxima ventaja. Ahí Biguá empezó a reaccionar. Jugando desde los posteos de Maximiliano Botta, Facundo Grolla o Alfonso Arrillaga (se lesionó en el calentamiento y no pudo ingresar en todo el primer tiempo) el pato generó mucho no solo para ellos mismos sino que también para Couñago que puso 6 puntos en el cuarto y fue importante en la reacción de un equipo local que puso un parcial de 11-2 y quedó a 5 unidades de cara a los últimos diez minutos de basquetbol.

Estirando una presión en toda la cancha con atrapes, manteniendo la generación de juego desde los internos (ya sea de espalda o de frente al aro) y encontrando en los tiros exteriores de Couñago y de Botta el gol que le había faltado en todo el partido el pato colocó un parcial de 8-3 e igualó el partido en 60 puntos. Ahí Gonzalo Fernández solicitó un minuto de tiempo y todo cambió. El visitante comenzó a defender triángulo 2 (con las referencias personales de Federico Álvarez sobre Martín Couñago y de Nicolás Riani sobre Facundo Grolla), cargo la pintura con Santiago Álvarez (11 puntos en el último cuarto más varias asistencias que generó desde su juego) y volvió a sacar diferecias que esta vez iban a ser definitorias. El visitante colocó un parcial de 17-5 y tomó 12 de renta a 1 minutos del final. Más allá de lo hecho por Álvarez en este último cuarto hay que destacar el trabajo de un Sarni que le aportó gol a Larrañaga cuando más lo precisó. La visita lo cerró mejor y se quedó con el triunfo.

En el ganador se destacaron los 19 puntos que convirtió Federico Álvarez y los 17 de Sarni. En el perdedor el destacado fue Martín Couñago con 14 puntos.

Deja un comentario