GANO SIN SUFRIR

Trouville Rojo venció a Ateneo, en cadetes, con un contundente 77-60. Luego de un primer tiempo parejo, los de Pocitos concretaron un tercer cuarto contundente en el que llegaron a sacar 25 puntos de máxima y liquidaron el partido. Los de Piriapolis intentaron una reacción en el último chico pero nunca pusieron en peligro el triunfo local.

Foto0346

Ambos equipos plantearon una presión en toda la cancha desde el comienzo del juego. Ateneo comenzó mejor, sacando réditos de esa presión, encontrando gol en la pintura y siendo efectivo desde la línea del personal colocó un parcial de 11-4 en los primeros 6 minutos de basquetbol. En ese comienzo el equipo visitante no tuvo un gran referente ofensivo sino que su ataque se basó en un goleo repartido que tuvo la mayor parte de las anotaciones en la pintura, ya sea tras corridas de cancha o tras pases a sus internos (Federico Núñez y Camilo Fernández). Trouville Rojo realizó cambios y encontró resultados. Mauricio Curtti saltó desde el banco de suplentes y no solo le aportó al equipo mayor seguridad en el traslado de la pelota sino que además anotó 6 puntos consecutivos. Ateneo comenzó a abusar del tiro de cuarta distancia, el movimiento de pelota era bueno pero los porcentajes no. Trouville, desde la defensa de su rebote, empezó a correr la cancha, colocó un 8-0 y terminó el primer cuarto 12-11 arriba.

Los de Pocitos comenzaron mejor el segundo cuarto y colocaron un 4-0 con el que abrieron 5 de diferencia. Rápidamente Ateneo encontró dos robos consecutivos y puso un 4-0 mediante el cual volvió a ponerse a 1. El entrenador visitante decidió cambiar a sus cinco jugadores y con eso no solo se quedó con un equipo más chico sino que presentó un equipo más impreciso, que sufrió ante la presión rival y que no pudo frenar a un Trouville que, con Valentín Melo y Mateo Balbi como referentes ofensivos, puso un 12-4 y abrió la máxima de 9 puntos cuando faltaban 4 minutos para el descanso largo. El rojo de Pocitos se cerró bien en defensa, no permitió más puntos en la pintura y a partir de eso creció mucho. Ante las penetraciones rivales aparecieron las ayudas justas del lado contrario, ante los pases al poste se dobló bien al atacante para que no lastime y de a poco fue dejando sin gol a un rival que, cuando podía superar la presión de Trouville, carecía de ideas en ofensiva. Con el regreso de algunos titulares, el visitante logró aumentar la intensidad defensiva, encontró algunos robos en primera línea y cerró el primer tiempo con un parcial de 6-0 que lo llevó a quedar solo 3 puntos debajo de cara al descanso largo (28-25).

El tercer cuarto fue todo para un Trouville que defendió muy duro y recibió apenas 13 puntos del rival en estos diez minutos. Agregándole a la presión que estiraron durante todo el primer tiempo atrapes en toda la cancha los de Pocitos encontraron una defensa que complicó a un Ateneo al que le volvió a costar mucho escapar de esa defensa. Juan Espasnolo fue el líder ofensivo de un Trouville que corrió mucho la cancha, que encontró muchos puntos “fáciles” y que colocó un parcial de 32-10 para abrir la máxima de 25 puntos cuando faltaba muy poco para que terminara el tercer chico. Un triple de un Mateo Lázaro que fue de las pocas vías de gol de Ateneo durante este período dejó la desventaja de su equipo en 22 de cara a los últimos 10 minutos de basquetbol.

Saliendo a presionar y aprovechando la rotación de su rival fue como Ateneo colocó un parcial de 17-7 que le permitió ponerse a 12 con 4 minutos por jugar. El reingreso de Espasnolo con 5 puntos consecutivos liquidó el encuentro a favor del local.

En el ganador se destacaron los 20 puntos de un Juan Espasnolo que anotó todas sus unidades en el segundo tiempo y que fue bien secundado por Mateo Balbi con 13 mientras que en el perdedor el destacado fue Federico Núñez con sus 16 unidades.

Deja un comentario