Marcel Souberbielle: «ME SIENTO LIDER DEL EQUIPO»

marcel

Marcel Souberbielle es un uruguayo que con 22 años está jugando su cuarto año de basquetbol universitario en Estados Unidos y está teniendo una destacada actuación en la Indiana University of Pennsylvania Crimson Hawks. Más allá de estudiar Comunicación el oriundo de Malvín se está formando como jugador y buscará una posibilidad en el basquetbol profesional para este año a partir de mayo/junio cuando terminará su actuación en la Universidad.

¿Cómo surgió tu posibilidad de llegar a Estados Unidos?

La posibilidad surgió por un deseo mío de mejorar y hacer la experiencia en una Universidad. Con la ayuda de mi familia me pague un viaje a un campus de exposición donde me vieron jugar y me ofrecieron una beca.

¿Cuánto hace que estas allá?

Este es mi cuarto y último año. Me quedo hasta terminar los estudios y participar de la ceremonia de graduación que es en Mayo.

¿Qué estas estudiando?

Estoy estudiando Medios de la comunicación

En cuanto a lo basquetbolístico ¿Cómo te estás sintiendo?

Me estoy sintiendo bien pero sé que aun tengo mucho para mejorar. Las expectativas son altas.

Hoy en día ya debes estar sumamente adaptado pero ¿A qué fue lo que te costó más adaptarte?

Lo que más cuesta al principio es estar lejos de la familia y los amigos pero con el tiempo vas conociendo mucha gente y se hace más fácil. Somos un equipo muy unido, hablamos siempre de que somos una familia. Hoy en día pienso en lo difícil que va a ser irme y alejarme de esta rutina y vida en la cual estoy muy cómodo y contento.

¿Este es tu mejor año en la Universidad?

Ojala que lo sea, aun queda mucho. De los años que jugué es el mejor por ahora por un tema de protagonismo y rol. Me siento líder del equipo, el entrenador lo cree así y me da la oportunidad de mostrar un juego que no tuve la oportunidad de hacerlo en años anteriores por estar detrás de otros jugadores. Me he soltado y empecé a jugar con mucha confianza.

¿Es difícil hacerse un lugar siendo extranjero?

Al principio me costó porque aparte de ser extranjero sos un rookie. Llegas al equipo y sos el “blanquito” nuevo que llega a un equipo que viene de hacer historia al perder el national championship la temporada anterior. Costo pero con el tiempo me gane el respeto de todos.

¿Qué tanto cambia el jugar con 35 segundos de posesión? ¿Cuesta más mantener la intensidad defensiva durante ese tiempo? El hecho de tener más tiempo por ataque ¿Te da más tiempo para leer mejor las situaciones?

Sin dudas que es difícil mantener la intensidad defensiva pero creo que también te acostumbras a no relajarte e intentar defender por 35 segundos. En ataque lo bueno que tiene es que si la defensa te frena en ciertos sistemas podes recurrir a otros. También en situaciones de presión, podes romper las presiones, tomarte tu tiempo para subir la bola y todavía tener tiempo para jugar una ofensiva.

¿En qué es lo que hacen más énfasis los entrenadores? ¿Qué tanta importancia se le da a la formación del jugador?

Acá en donde estoy yo el énfasis que se hace siempre es en ser insistente en el proceso (ética de trabajo), confiar y seguir trabajando. Es difícil decir que importancia se le da a la formación del jugador, yo vengo de Malvìn donde hasta ahora estuvieron dos de los mejores formadores, o profesores de los fundamentos, y por ahí no se le da el foco de atención que al menos yo recibía en formativas en Malvìn. Los jugadores ya son más pulidos, todos tienen un intelecto de basquetbol y una base de fundamentos.

Para competir en basquetbol ¿Se te exige algo a nivel de estudios? ¿Cómo ves eso?

Si, los entrenadores están siempre arriba de los jugadores para ayudarlos y ver como les está yendo en clase. Es muy importante ya que hay un mínimo de notas para poder jugar, siempre hay casos de jugadores que se pierden parte de la temporada por problemas académicos.

¿Qué crees que fue lo que más mejoraste en estos años en Estados Unidos?

Creo que principalmente madure mucho como persona y como jugador. Sin duda que creo haber mejorado en muchas cosas pero lo que más destaco es la cultura de trabajo que adquirí de otros compañeros y entrenadores.

Viendo y jugando con jugadores que llegarán al primer nivel mundial y al mismo tiempo conociendo el trabajo que se realiza en Uruguay ¿Dónde crees que fallamos a la hora de formar jugadores? ¿En qué deberíamos trabajar más?

Es difícil de responder esa pregunta, si yo supiera la respuesta ya le hubiera intentado decir a mucha gente. La gran diferencia está en la cantidad de gente, contra eso no podes competir, lo otro es la infraestructura, y lo tercero es la cultura deportiva y la ética de trabajo.

¿Dónde te gustaría continuar tu carrera deportiva luego de la Universidad?

Todavía no lo sé, sin dudas que me gustaría jugar en Malvìn algún día.

¿Qué sueños tenés dentro de tu carrera deportiva?

Salir campeón con Malvìn, ponerme la celeste, y jugar en el exterior.

Para varios jugadores de nuestras formativas es una meta llegar a una Universidad de Estados Unidos y vos, que llegaste y te estableciste, sos un ejemplo para varios ¿Qué le recomendarías a ellos?

Hay varios jugadores que yo pienso que tienen el nivel como para poder conseguir una beca. Les recomiendo que sigan entrenando para mejorar y sobre todo que crean en sí mismos. También tienen que tener un nivel de ingles bueno sino no hay chance (risas). He tenido conversaciones con varios amigos y compañeros de basquet del Uruguay. Siempre estoy abierto a conversar o ayudar a quien sea.

Deja un comentario