Diego Martinez: «DEDICARSE 100% AL BASQUETBOL GENERA UN CRECIMIENTO IMPORTANTE».

Diego Martínez es un entrenador uruguayo que emigró a Perú para ser entrenador de formativas en el club Regatas de Lima. El popular facha, quien supo integrar procesos de selección formativa y estaba trabajando en las formativas de Tabaré antes de partir rumbo al país incaico, viajó en agosto del año pasado para empezar a trabajar y este año ya está en Lima para comenzar a trabajar desde el inicio de la temporada.

¿Cómo se dio tu llegada a Perú?

Mi llegada se da en el mes de agosto pasado cuando Carlos Zanelatto, coordinador del basquetbol acá, se comunica conmigo para hacerme la propuesta. Nos conocíamos de encontrarnos en Montevideo en alguno de sus viajes. Ayudó también que Daniel Álvarez (entrenador del equipo femenino aquí) diera buenas referencias mías.

¿En qué equipo trabajas actualmente?

El equipo se llama Club de Regatas Lima, un enorme club con 6 sedes en todo Perú, que compite en 40 disciplinas en forma oficial.

¿De qué categorías te haces cargo?

El año 2013, cubrí al entrenador saliente en sub-12, sub-13 y sub-15. Esta temporada me hice cargo de las categorías sub-13, sub-15 y sub-17.

¿Te sentís cómodo entrenando en Perú?

Si por supuesto, me he encontrado con grupos trabajadores lo cual es fundamental. El club te ofrece todas las herramientas de trabajo necesarias para poder hacer lo mejor. Por ejemplo disponemos de 4 máquinas automáticas de lanzamiento. Por supuesto que estar lejos de los seres queridos y las raíces no es fácil pero si el nivel de trabajo es bueno vale la pena el esfuerzo.

¿Qué fue lo que más te motivó a tomar esta oportunidad?

Esencialmente lo mismo que en su momento me hizo salir a México, el crecimiento personal de conocer otro mercado con diferentes costumbres y creencias. El club también valía la pena por lo que te comentaba anteriormente del mismo. Y el dedicarse 100% al basquetbol genera un crecimiento profesional importante.

¿Te genera alguna complicación a la hora de trabajar el hecho de ser extranjero?

No en absoluto. Hay que cumplir normas, he tenido que presentar el título de entrenador.

¿Qué diferencias encontrás entre el trabajo formativo de Perú y el de Uruguay?

Creo que lo más destacable es que en Uruguay desde hace años se tomó conocimiento y conciencia de la importancia del trabajo físico en formativas, acá la gran mayoría de los equipos no están desarrollados en ese aspecto.

¿Qué tanta importancia se le da al basquetbol formativo en aquel país?

Depende mucho de cada institución, al igual que en Uruguay, por ejemplo en donde estoy el plantel superior debe ser en un 90% formado en el club, por ende acá la formación del jugador es apoyada, alentada y necesaria.

¿Observas mucha diferencia entre el trabajo de tus colegas peruanos y el tuyo?

Diferencias siempre existen, la cultura deportiva no es para todos la misma.

¿Qué crees que debería cambiar el basquetbol peruano como para crecer a nivel internacional?

Primero que nada creo que debería fortalecer la competencia interna, aumentar la cantidad de partidos por temporada. Otro punto importante es impulsar el Minibasket que no está desarrollado. Pero sin dudas es necesario crear una Escuela de Entrenadores donde exista capacitación obligatoria y constante para desarrollar el trabajo.

¿Sentís que existe la voluntad de crecer en el plano internacional?

Desde hace un par de años las Selecciones Nacionales tanto femeninas como masculinas trabajan en forma constante con grupos abiertos y se han presentado en ese período a los diferentes torneos, eso es muy bueno.

En el Regatas se le da una enorme importancia, todos los grupos masculinos y femeninos salen a jugar al exterior buscando mejorar su nivel, pero es un esfuerzo aislado en el plano general.

Deja un comentario